La impuntualidad: Una de Nuestras Peores Costumbres

La impuntualidad: Una de Nuestras Peores Costumbres

Martes 6 Mar 2007

Me causó mucho interés ver que en el Perú, donde tienen un problema similar al de nosotros se haya hecho una campaña para tratar de desterrar o por lo menos disminuir unos de los grandes problemas que existe en casi todos los paises latinoamericanos.

El tema de la impuntualidad.




Resumen

Este articulo habla de la impuntualidad y sus consecuencias económicas.
Si te interesa combatir la impuntualidad puedes ver este que se trata de cómo dejar de dar (o eliminar) tus excusas.




Como bien se sabe, en todas las guías de turismo a los europeos les dicen que en nuestros países nada empieza a la hora, que sólo hay algunos contraejemplos que no bastan para generar costumbre.

En Chile los únicos que intentan salir a la hora son los trenes y los aviones. Pero son sólo la excepción: hay un sinfín de cosas que nunca salen a la hora: horas médicas, reuniones, recitales, clases universitarias, buses interurbanos, películas en el cine...

y un largo etc.

Además está la tipica frase "en 5 minutos está listo" o "llego en 5 minutos" que realmente no significan nada.

Según mi análisis esto repercute en nuestra economía, en nuestra sociedad, y en la imágen con la que se muestra de nuestra cultura.

El costo de la impuntualidad

Creo que económicamente esto repercute bastante, me pongo de ejemplo:

- Considero que en promedio yo tengo 15 reuniones a la semana dos o mas personas.

- En promedio las reuniones pienso que se atrasan unos 9 minutos (siendo conservador).

- Fijo que esas 15 reuniones tienen 2,5 personas en promedio.

Con esos datos, yo pierdo 135 minutos a la semana. un poco mas de 2 horas que significan el 5% de toda la semana. el 5% del año, 117 horas al año, aproximadamente 2 semanas y media de trabajo al año.

La gente con la que me reúno en total pierde 337 horas (en las reuniones en las cuales estoy yo).. Bueno, y se puede seguir... de todas maneras pienso que fui conservador en mis cálculos.

Socialmente tambien repercute, porque esas horas de improductividad no son traducibles en más plata ni más tiempo de esparcimiento... es más, son traducibles en stress. No saber a qué hora se puede empezar la reunión ya que no llega toda la gente.

Y culturalmente: ¿qué peor que nos digan que en Chile nada empieza a la hora, que no somos responsables que no se puede hacer nada correctamente?

Por cierto, hay otros atrasos (ej.: atrasos al entregar el resultado de un trabajo) que quedan para otro post.

¿Bastaría con hacer una campaña similar en Chile? ¿Es un esfuerzo de largo aliento? ¿Se puede cambiar nuestra cultura? ¿Cómo es en otras partes?

Puedes seguirme en