La crisis del mercado de la música

La crisis del mercado de la música

Martes 23 Oct 2007

El mercado de la música está en crisis. O mejor dicho, las casas discográficas lo están. Las ganancias de los sellos han ido disminuyendo (según ellos) principalmente a causa de la piratería. Advierten que si esta situación se mantiene, la música se acabará. Lo que no se dan cuenta es que el problema reside en su modelo de negocios como tal y la piratería es sólo uno de múltiples signos de que la música (y los medios en general) nunca van a ser como antes.

El principal problema con el mercado de la música reside en el precio: En este se incluyen una serie de ítems, desde la grabación (estudio, ingeniero en sonido, productor), la fabricación del CD, promoción (desde afiches hasta el pago a radios para aumentar la rotación de un single), los intermediarios y finalmente lo que queda va al músico.

Sin embargo, existen varias iniciativas que de a poco están demostrando que este modelo no es sotenible en la era de la información.

Los discos

El caso que más ha llamado la atención en las últimas semanas ha sido el nuevo disco de Radiohead, el cual sólo puede ser adquirido desde su sitio web. Lo más interesante es que tú pones el precio: Lo que en principio suena un pésimo negocio se rumorea que ha hecho millonarios a Thom Yorke y compañía.

A escala más local, los excelentes Papanegro han puesto en la Web su nuevo disco Proyecto Siete, listo para bajar y "sin culpas", ya que han usado una licencia Creative Commons. (En algún momento mencioné a Andrés Valdivia y su disco "Nudo Ciego", quien también utilizó Creative Commons para liberar su disco).

Las radios

Asimismo, proyectos como Last.FM, Pandora o más comercialmente Live 365 han demostrado que es posible tener un modelo de negocio que se sustente en publicidad en vez de cobrarle directamente a los usuarios sumas sospechosamente altas.

Personalmente no puedo dejar de nombrar dos de mis favoritas, Aural Moon y Delicious Agony, ambas especializadas en rock de vanguardia.

Los nuevos sellos

Finalmente, existen dos sitios que están apostando por nuevos modelos de negocios relacionados con la música: Éstos son MagnaTune y Jamendo. El primero, te permite escuchar los discos completos y tu defines el precio (desde U$5 en adelante). El segundo te permite realizar donaciones voluntarias.

Como ven, las opciones son múltiples y la música está lejos de acabarse. Es sólo que la forma en cómo la consumimos está cambiando y cada vez de manera más dramática.

Foto de Alvaro Alvaro Graves @alvarograves PhD en Ciencias Cognitivas e Investigador en temas de Open Data, Visualizaciones, Web Semántica, eScience y Web Science. Ingeniero civil en computación. http://www.graves.cl