Todos los idiomas del mundo...

Todos los idiomas del mundo...

Martes 4 Mar 2008

Hace un mes que estoy en Albany, New York, en un curso de inglés intensivo con gente de muchas partes del mundo como Rusia y Benin, y especialmente del Lejano Oriente: Vietnam, Korea, Japón y distintas partes de China... he escuchado tongue-twisters muy divertidos en varios idiomas, he aprendido insultos en Chino y en Japonés (nunca conoces realmente una lengua hasta que sabes cómo insultar en ella), y luego de mucho darle vueltas, he llegado a las siguientes conclusiones (¡redoble de tambores por favor!):

  • Los idiomas son un fiel reflejo de los pueblos que los hablan. Si se considera no sólo la estructura, la gramática y la fonética, sino también la cadencia distintiva de la lengua, uno puede tener una idea muy acertada de la personalidad u "orientación cultural" de los pueblos que lo hablan.
  • Un idioma es algo vivo, que cambia a medida que los pueblos que lo hablan cambian también. Consecuencia directa de esto es que si "un lenguaje no tiene pueblo", no puede crecer adecuadamente. Es el caso de las lenguas artificiales, tales como el Esperanto, la Interlingua y tal vez otros. A pesar de que tienen una cantidad respetable de hablantes, no evolucionan a la velocidad a la que lo hace un idioma corriente.
  • El idioma es una forma de pensamiento. A una persona que no es hablante nativa de un idioma, y que está aprendiéndola como segunda lengua, le es extremadamente difícil comprender los conceptos del idioma porque el lenguaje encierra formas de pensamiento. Por ejemplo:
    • El ruso es un idioma que suena (aparentemente) muy duro y frío, casi pragmático. Tiene sólo dos tiempos verbales: el pasado y el presente. La semántica futura se construye a través de expresiones accesorias. Esto probablemente tenga una relación íntima con la historia de los pueblos rusos: tal vez lo más importante dentro de la dialéctica socialista es razonar acerca del pasado, para ser capaz de organizar el presente.
    • El chino no es un idioma, sino una familia de por lo menos seis dialectos que entre sí comparten vocabulario y raíces especificas, pero que perfectamente pueden ser ininteligibles entre sí. Todos los dialectos son tonales (para un mismo 'sonido', otorgan significados distintos a las distintas entonaciones del sonido), lo que lo hace sin duda el más complejo de los idiomas existentes en el mundo. Al aprenderlo se generan distinciones que un occidental no entiende sin entrenamiento. Es tan difícil de aprender que el concepto de analfabetismo adquiere nuevos ribetes de significado. Para disminuir las altas tasas de analfabetismo, el gobierno de la República Popular China tomó la decisión durante la segunda mitad del siglo XX de generar una versión simplificada del dialecto oficial. Dado que la lengua es tonal e ideográfica, una misma frase tiene naturalmente muchos niveles de significado, dependiendo de lo que para nosotros son pequeñas variaciones en la pronunciación.
    • El español es uno de los pocos idiomas de origen latino que diferencia entre el ser y el estar. Ni el alemán ("Ich bin"), ni el francés ("Je suis"), ni el inglés ("I am") tienen esta distinción ("Yo soy" y "Yo estoy"). Un amigo decía (en broma por supuesto) que sólo los latinos entendemos la diferencia entre una mujer que es buena y que está buena :)

En tono muy personal, algunas reflexiones adicionales que me han surgido a propósito de lo mismo:

  • El francés es un idioma suave, sedoso, sensual, que casi huele a dieta mediterránea, con aceite de oliva, queso y patés de distintos tipos. No puedo dejar de recordar la escena de Matrix Reloaded donde el Merovingio hace un alusión grosera pero memorable sobre el francés.
  • El portugués es un idioma festivo, alegre, que evoca fiesta y jolgorio. Un reflejo general del pueblo que tiene un carnaval sin comparación en el mundo, donde muchas personas trabajan todo el año en función de esta fiesta.
  • El coreano es un idioma oriental no-tonal, cuya escritura es absolutamente lógica (tiene un alfabeto fonético básico de alrededor de 28 signos, que es perfectamente "aprendible" en pocas horas), pero que no puede sustraerse de su tradición y origen (posee muchos conceptos e ideas tomadas del chino y japonés). Probablemente esto se refleja en la personalidad del pueblo coreano: muy conservador
    y apegado a sus raíces, pero bastante más práctico y disciplinado que su pueblo hermano chino.
  • De la misma forma, el japonés logró generar un alfabeto fonético más complejo que el coreano, pero que sirve perfectamente al propósito de expresar ideas que provengan de otros idiomas (Katakana), otorgándoles sin embargo una grafía propia y única.
  • .

Imagen tomada de [*].

¿Alguna anécdota digna de ser contada, donde otro idioma te haya jugado una mala pasada?