¿Qué es Privacidad? - Buscando una definición social

¿Qué es Privacidad? - Buscando una definición social

Lunes 9 Feb 2009

Generalmente cuando tocamos temas de privacidad nos referimos a contextos donde tememos al hecho de ser sobre vigilados (concientes o no) lo que puede llevar al mal uso de nuestros datos personales y de nuestra propia persona (el temor a lo que Orwell ilustra en su libro “1984”). La mayoría de las soluciones que se entregan se enfocan a aspectos legales y/o técnicos, las cuales en mi punto de vista no abarcan la naturaleza dinámica, dialéctica y subjetiva del concepto de privacidad. Los invito a pensar sobre privacidad desde un punto de vista social.

Hemos visto cada cierto tiempo como el mal uso o abuso de una tecnología despierta la alarma de sus usuarios respecto a privacidad. Ejemplos hay millones: el robo de tarjetas de créditos por internet, que son luego usadas para comprar sin el concentimiento de su dueño; el suplantamiento de perfiles en redes sociales, como los casos de perfiles en Facebook que no fueron creados por la persona a la cual representaban; y ahora último el temor que despierta rastreo de posicionamiento que ofrece la herramienta Latitude de Google para celulares.

Cada vez que privacidad hace noticia, la pregunta queda: ¿Qué es privacidad?. Inspirada por el artículo de Jens sobre la importancia de las definiciones (ver artículo), y mi experiencia en el tema, quisiera presentar tres definiciones relevantes al momento de discutir privacidad: legal, técnica y social. Cada una de ellas entrega un enfoque distinto, apuntando a soluciones distintas, siendo la última la menos investigada. Irónicamente cuando discutimos privacidad y tecnologías generalmente estamos hablando del apoyo tecnológico a algún tupo de interacción social. Por eso es que quisiera presentar una definición social de privacidad que pienso nos ayudarían a entablar discusiones más integrales cuando hablamos de privacidad en el diseño, desarrollo y uso de nuevas tecnologías.

Primero un dato anecdótico. Según varios expertos de privacidad, concuerdan que el concepto de privacidad o la idea de ser seres privados, se manifestó con la invención de la imprenta. Antes de la imprenta, los libros eran escrito a mano, lo que hacía muy díficil el tener disponibles múltiples copias de un mismo libro. Por lo tanto leer un libro era un evento social, donde se organizaban reuniones donde una persona leía el libro a un grupo. En el siglo XVI con la llegada de la imprenta, ahora el lector podía acceder a su propia copia de un libro, el cual podía leer en la privacía de su hogar: la noción de la “parte de adelante” y la “parte de atrás” de una casa dan pie a la idea de público y privado respectivamente.

Ahora a la definición. Dentro del aspecto legal privacidad se define como un derecho. Warren y Brandei en su libro The Right to Privacy) definen privacidad como 'el derecho de estar solos' (the right to be left alone). Por otro lado, en la parte técnica, privacidad se limita a un tema de seguridad, donde el principal problema es asegurar que la transacción de datos no sea violada por entidades no deseadas. La mayoría de las soluciones que adoptan los actuales sistemas y servicios tecnológicos, son herramientas de seguridad que a traves de formularios con opciones fijas nos permiten (limitan) configurar apriori el nivel de transacción que deseamos. Ambos enfoques, presentan aspectos importantes del concepto de privacidad, pero que según mi opinión pierden valor cuando no se enfrentan desde un punto de vista social. Por ejemplo, cuando uno quiere buscar un momento de privacidad, no piensa en que información debe o no compartir y con quién, o no piensa en que ley o regla debiese aplicar en caso de ser interrumpido, sólo busca la forma en como lograr esa privacidad, por ejemplo, cerrando la puerta de la oficina, bajando las cortinas, etc.

El sicólogo-sociólogo Irwin Altman (1975) presentó una definición social de privacidad que se basa en la acción de regular bordes. Con bordes me refiero a esa puerta o cortina que te permite aceptar o no flujos de información/interacción con el ambiente que te rodea. Con acción me refiero a poder abrir o cerrar bordes dependiendo del deseo de conectarse o no con el exterior.

El desafío que yo veo al incorporar esta definición en el desarrollo de nuevas tecnologías, es entender como éstos sistemas o servicios puedan desarrollar mecánismos que apoyen el concepto de abrir y cerrar bordes como prácticas sociales. Cómo lograr que alguien que abre sus bordes invite a otros a que interactúen con esa persona, o alguién con sus bordes cerrados provoque en otros un respeto a que está buscando aislamiento. Algo importante a destacar es que el regular bordes, no es una acción individual, como el uso de leyes o la configuración de niveles de seguridad, sino que una acción colaborativa donde las entidades involucradas coordinan sus distintos bordes hasta lograr una situación aceptable para todos.

Por un lado el enfoque legal y técnico entregan herramientas pragmáticas, posibles de implementar pero que a su vez son muy estáticas y no responden a la naturaleza dinámica y subjetiva de la privacidad. Un enfoque social, entrega más dinamismo al control de privacidad, y la necesidad es clara en un mundo donde la aplicaciones que apoyan la interacción social crece día a día.

Foto de Nata Natalia Romero @natata Investigadora en el área de interacción humano-computador. Ingeniera civil en computación. Post-doc Delft University of Technology. http://blog.nata.cl/