BiOS: Liberando las Biotecnologías

BiOS: Liberando las Biotecnologías

Martes 17 Mar 2009

BiOS ("Biological Open Source") es un proyecto ambicioso iniciado por CAMBIA (Center for the Application of Molecular Biology to International Agriculture), una organización sin fines de lucro con sede en Australia. BiOS es una organización que busca fomentar licencias y acuerdos de transferencia de material biológico (MTAs), que ayuden a la investigación y al desarrollo biotecnológico.

Normalmente, las licencias para tecnología patentada imponen condiciones draconianas en los usuarios de estas licencias, por ejemplo que la tecnología sólo puede ser usada para ciertos propósitos, o que no se pueden desarrollar tecnologías derivadas. Las licencias BiOS-compatibles no imponen el pago de royalties, ni tampoco ninguna condición que impida la creación de productos, lo único que requieren es que el licenciatario esté de acuerdo con compartir sus avances de vuelta al licenciante.

Más en detalle, todas las licencias BiOS-compatibles tienen las siguientes características:

  • Son no-excluyentes;
  • El dueño de una tecnología disponible bajo una licencia BiOS no puede usar su patente contra un licenciatario de BiOS;
  • Todos los licenciatarios deben compartir sus mejoras a la tecnología con los otros licenciatarios, independientemente de que las mejoras estén patentadas o no;
  • Todos los participantes comparten datos sobre bio-seguridad y otra información necesaria para cumplir con regulaciones para uso comercial.
  • Al igual que en el caso de las licencias de software libre, el sistema de licencias BiOS explícitamente no hace ninguna distinción entre desarrollo comercial o no-comercial de productos. La idea no es reemplazar todas las empresas de biotecnología por organizaciones sin fines de lucro, sino garantizar el acceso a la ciencia y tecnología base para que las innovaciones ocurran.

    En el entorno en que opera BiOS, las empresas y universidades tienen patentes que han obtenido en su mayoría no para cobrar royalties, sino simplemente para evitar que otras empresas que tienen patentes pero que no producen nada (patent trolls) las ataquen. En ese sentido, las organizaciones que participan en un acuerdo BiOS tienen mucho que ganar en ser parte de un consorcio mayor.

    Las innovaciones no ocurren en aislamiento y no se puede fragmentar infinitamente el paisaje del conocimiento presente y futuro. Mientras los gobiernos no reconozcan este hecho básico, quedará en manos de los ciudadanos, de los movimientos de cultura libre, y de iniciativas como ésta y como PIPRA, el intentar mitigar los males del sistema de patentes que los intereses de unos pocos han creado.

    Fuentes: The Wealth of Networks, BiOS.net. Foto: I.Y.D.I. @ Flickr (CC)

Foto de ChaTo Carlos Castillo @ChaToX PhD en Ciencias de la Computación, investigador en minería de datos y computación social, particularmente en medios sociales durante crisis humanitarias. http://www.chato.cl/