"We Think": de contribuciones individuales a innovación masiva

8104 lecturas

En su libro "We Think" (Profile Books, 2008), Charles Leadbeater habla sobre formas de pensamiento colectivo y de innovación masiva que son posible gracias a internet.

El libro plantea la importancia de diseñar métodos de trabajo colaborativo que consigan, por ejemplo, encontrar una solución innovadora a un problema complejo, en base a cientos de contribuciones individuales realizadas de manera descentralizada.

Hay varios tópicos muy interesantes en el libro: el desarrollo de modelos de negocio basados en la creación colaborativa de innovaciones; la pregunta de por qué la gente trabaja en forma voluntaria en proyectos como la Wikipedia; la descripción del espectro participación-colaboración en este tipo de proyectos; y cuál es el marco legal necesario para que este tipo de colaboración prospere; entre otros temas.

El asunto de cómo hacer compatibles la cultura libre y los negocios es fundamental. Las formas de organización basadas en el pensamiento colectivo no llegarán a su máxima expresión si solamente incluyen las cosas que la gente haga en forma altruista:

Los modelos de negocios más excitantes del futuro serán híbridos que combinarán elementos de una empresa con aspectos de una comunidad, de comercio y de colaboración, abiertos en algunos aspectos, cerrados en otros; dando algo de contenido gratis y cobrando por algunos servicios; sirviendo a la gente como consumidores pero animándolos, cuando sea relevante, a transformarse en participantes.

Modelos de negocio basados en la innovación colectiva

"We Think" comienza con una analogía sobre el contenido y los medios a finales del siglo XX. El autor nos invita a imaginar una playa donde hay grandes rocas, que representan a grandes redes de televisión o prensa. Además de las grandes rocas, en esta playa hay también cientos de rocas más pequeñas, que representan el contenido creado por amateurs o por pro-ams (personas que siendo amateurs crean contenido de calidad profesional). La playa es un campo de experimentación para crear nuevos negocios. Las grandes rocas ya tienen su negocio establecido, el asunto es qué hacer con las pequeñas rocas.

Distintos emprendedores adoptarán distintas estrategias. Algunos pueden estar interesados en hacer un negocio buscando y coleccionando rocas particularmente valiosas. Éste es el negocio de los capitalistas de riesgo. Otros intentarán juntar muchas rocas pequeñas de manera tal que el resultado se vea desde lejos como una roca grande. Éste es el negocio de algunos medios sociales como Flickr o Youtube. Otros modelos de negocio, como coleccionar muchas rocas del mismo tipo (portales verticales) también son posibles y se irán descubriendo con el tiempo.

Un asunto clave para el que intenta hacer un negocio con rocas pequeñas (con contenido creado por los usuarios), es ¿cómo competir contra las rocas grandes? (los medios tradicionales). Una de las ventajas es que las grandes rocas suelen tener un overhead grande debido a su organización interna. La analogía que hace Leadbeater es que las rocas grandes tienen mucho volumen comparado con su superficie; su comunicación con el exterior es más limitada que, por ejemplo, un montón de rocas pequeñas del mismo volumen, que tiene un área mucho más grande y están por lo tanto mucho más expuestas a interactuar con el exterior.

Una restricción importante a considerar por los emprendedores en medios sociales, es que para ser viable un modelo de negocios basado en la colaboración masiva no puede dar la espalda a los valores de la comunidad. La gente sabe cuándo está siendo explotada, y si sus necesidades no son satisfechas, simplemente se van a otra parte. Por lo tanto, es clave entender cuáles son las motivaciones de las personas para participar.

¿Por qué se involucra la gente en proyectos de creación colectiva?

Hay bastantes ideas en "We Think" sobre la pregunta de por qué miles de personas contribuyen cantidades enormes de tiempo a labores por las cuales reciben poca o ninguna compensación económica, como ser editores en la Wikipedia o crear videos para Youtube. Parte de la respuesta es en que tienen necesidades insatisfechas (ver: jerarquía de necesidades: pirámide de Maslow). En general, cuando la sociedades se vuelve más rica y se satisfacen las necesidades básicas de comida, abrigo y algunas comodidades, la gente se interesa con más frecuencia en necesidades psicológicas superiores, en dimensiones más complejas del bienestar.

Edmund Phelps, premio Nobel de economía en el 2006, expresa este cambio generado por la abundancia así:

Será de suma importancia la capacidad de la economía de darle a la gente la oportunidad de tener carreras que generen estimulación mental, desafío intelectual, que involucren resolver problemas y tal vez hacer un ejercicio creativo; esto es, carreras con perspectivas de desarrollo personal (auto-realización) y de obtener diversos logros (independencia, reconocimiento y el orgullo de hacerse un camino propio).

Pero salvo unos pocos afortunados, la enorme mayoría de la gente trabaja por necesidad, y obtiene poca o ninguna realización mediante su trabajo. Para esa mayoría, el verdadero sentido de auto-realización es alcanzable solamente mediante actividades que se realizan en su tiempo libre. Parte de sentirse realizado es sentirse reconocido. La gente busca el reconocimiento de sus pares, y las plataformas de colaboración masiva ofrecen una oportunidad para obtener ese reconocimiento. Las plataformas comerciales y no-comerciales de colaboración masiva tienen éxito ...

... porque recompensan a la gente, satisfacen sus deseos, consiguen objetivos personales; hacen su trabajo respecto a la gente que quiere compartir: fotografías, jugar juegos, encontrar información, escribir programas, firmar un petitorio, desbloquear un gen, seguir una fe, prestar dinero, conectarse con amigos. Pero estos beneficios prácticos están apuntalados por algo aún más poderoso y menos instrumental: un deseo de ser reconocidos.

En el libro hay varios ejemplos de colaboración masiva exitosa, y un intento permanente de presentar este mecanismo productivo no como una alternativa, sino como un complemento a los mecanismos de creación de valor tradicionales, particularmente al mercado. También hay una discusión extendida sobre cómo los derechos de propiedad tradicionales no son aplicables en el caso del conocimiento, y cómo hay un espacio amplio para el compartir como una forma más eficiente de progreso tecnológico y cultural.

Charles Leadbeater: "We Think". Profile Books. 2008.

Fotos: Kian Esquire @ Flickr (CC), Hiking Artist @ Flickr (CC).

Foto de ChaTo

— Doctor en Ciencias de la Computación, dedicado a la minería de datos en medios sociales para mejorar la respuesta durante crisis humanitarias, y para estudiar la relación entre medios tradicionales de noticias y medios sociales. +Más información »