Soluciones para un Fracaso Patente

6922 lecturas

En el artículo anterior sobre "Patent Failure" están las conclusiones generales del libro de Bessen y Meurer: a excepción de las industrias química y farmacéutica, la implementación actual del sistema de patentes de EEUU es equivalente a un impuesto al gasto en innovación. En este artículo describo algunos problemas y soluciones específicas que los autores sugieren.

El problema principal del sistema de patentes actual en EEUU no son las patentes absurdas, como la del "método para ejercitar un gato": éstas sí son problemáticas, pero han existido desde siempre y son más un síntoma que una causa. Tampoco son el problema más importante los "trolls" de patentes, las empresas que no producen ni tecnología ni productos sino que sólo se dedican a litigar; generan un costo para todos, pero no constituyen una parte mayor de los litigios en temas de patentes.

Problemas

Límites ambiguos

Para Bessen y Meurer el fracaso del sistema de patentes de EEUU es debido a que no funciona como un sistema de propiedad. Las patentes en EEUU tienden a tener límites ambiguos. Hay varias razones para ésto:

  • Hay un incentivo para ser ambiguo en la explicación de un invento, para hacer que la patente sea lo más amplia posible, y ni legisladores ni jueces han puesto un contrapeso efectivo a esta tendencia.
  • Existe una "doctrina de equivalentes" que permite extender la invención a invenciones equivalentes. Se cita el caso de un proceso químico patentado que ocurre en un medio con pH 6.0 a 9.0 cuyo inventor demando con éxito a una empresa que realizaba un proceso análogo en un medio con pH 5.0.
  • En el caso de las patentes sobre algoritmos, los límites pueden ser ambiguos por problemas de principio, no por consideraciones prácticas. Por ejemplo, actualmente se sabe que algorítmicamente el problema del vendedor viajero (TSP) es equivalente al problema de colorear un mapa, pero hay muchas otras equivalencias que no son conocidas.

Por estos motivos, los litigios en materia de patentes tienen mucha incertidumbre:

... porque los límites de las patentes no están claros y porque la validez legal de las patentes puede ser cuestionada. Pero esta incertidumbre es precisamente la causa mayor de que hayan infracciones involuntarias. Esto es, si los límites y la validez de las patentes no están claras, entonces un innovador honesto está forzado a apostar acerca de cuáles tecnologías infringen y cuáles no.

Así, la distribución del valor de las patentes para sus asignatarios (inventores o empresas) es muy sesgada. La mediana es de USD$ 10.000 (dólares de 1992). Esta cifra es apenas suficiente para cubrir los costos legales de patentar, y la mitad de las patentes valen menos que eso. El valor promedio es mucho más alto: USD$ 50.000-$80.000. El acto de patentar es una apuesta.

Demasiadas patentes

David M. Martin de la empresa M-Cam indicó a LA Times en el 2003:

Si vendes en línea, de acuerdo a nuestra estadística más reciente hay 4.319 patentes que podrías estar violando. Si también tienes pensado poner publicidad, recibir pagos o hacer planificación del despacho de los bienes que vendes, deberías estar preocupado de aproximadamente 11.000 patentes

Para el que desarrolla una tecnología, obtener una licencia sobre una patente existente cuesta, en una estimación gruesa, unos USD $5.000 por patente, pero uno no puede estar seguro de cuántas patentes está infringiendo hasta que lo llevan a juicio.

Patentes submarinas

Otro problema son las patentes submarinas. El texto completo de una patente está disponible una vez que la patente es otorgada, pero un inventor puede actuar estratégicamente enmendando una patente para alargar el proceso de revisión y para modificar o extender el ámbito una patente antes de que sea otorgada. Esto se denominan continuing applications, la línea azúl en el gráfico muestra que han aumentado enormemente en los últimos años.

Esta actividad contribuye a aumentar la cantidad de patentes que pueden ser infringidas accidentalmente.

Patentes sobre el futuro

En 1840, un inventor intentó patentar "el arte de cortar hielo por cualquier método que no sea la fuerza humana". En contra de esta patente un juez argumentó que se trata de un "arte o principio abstracto, no un método particular o máquina". Algo similar ocurrió cuando Morse intentó extender su patente para que cubriera cualquier uso de la fuerza electro-magnética para hacer o imprimir letras a distancia. Este aspecto de su patente fue negado porque cubría métodos que no eran todavía conocidos para Morse, y no solamente el que Morse había inventado.

Aunque estos casos parezcan obvios, todavía hay ocasiones en que las patentes afectan invenciones futuras. Un caso típico son patentes sobre kioskos electrónicos para tiendas, desarrolladas antes de que se inventara la Web, pero que se han usado con éxito contra sitios que hacen actualmente ventas vía Web.

Soluciones

En su libro Bessen y Meurer plantean algunas soluciones para mejorar el sistema de patentes:

Aumentar la claridad de los límites

Establecer claramente que el inventor debe estar en posesión de la tecnología que está inventando, es decir, que debe poder describirla concreta y detalladamente. Una opción para esto puede ser que si algún aspecto de la descripción de una patente puede ser interpretado de muchas formas posibles, entonces ese aspecto debería considerarse inválido.

Declaración de límites

Permitir a las oficinas de patentes actuar más como registros de propiedad, en el sentido de ofrecer entre sus servicios una declaración de si una tecnología infringe o no las patentes existentes.

Esto no es nada del otro mundo. Por ejemplo, en la actualidad es raro que una empresa construya un edificio que ocupe una parte del terreno de otra persona: uno puede pagar por un plano detallado que indica cuáles son los límites de su propiedad. De la misma forma, uno podría solicitar (pagando los costos) una declaración de cuáles son las patentes que una tecnología podría infringir.

Esta opinión no tiene que ser necesariamente vinculante, pero puede tener de todas formas peso legal si hay un reclamo judicial futuro, y servir para reducir la incertidumbre y hacer más fácil atraer inversionistas para desarrollar una tecnología.

Limitar los daños

Un aspecto que también desincentiva la innovación es que hay muchas infracciones que son involuntarias (es decir, porque algo es inventado simultáneamente en dos o más lugares a la vez). Esto debe ser considerado al momento de fijar las reparaciones cuando una empresa es declarada culpable de infringir las patentes de otro, en el sentido de que el costo debe ser proporcional a la contribución de dicha patente en el producto final, y no una cantidad arbitrariamente alta.

Detener la avalancha

Claramente por más claros que se hagan los límites de las patentes, la economía de la innovación se atasca si hay demasiadas patentes. Si cada uno tiene un pequeño trozo de la solución, es difícil ponerse de acuerdo para construir algo útil. Por lo mismo, las patentes deberían ser otorgadas solamente a inventos que no sean obvios, y que constituyan avances substanciales del estado del arte.

En ese sentido, un criterio que se usó en los años 1950s, propuesto por el Juez William O. Douglas, fue el de que el acto de la invención debe revelar genialidad: "El nuevo dispositivo, sin importar lo útil que sea, debe revelar el destello de la genialidad creativa, y no solamente habilidad". Aumentando el mínimo requerido para que una innovación sea patentable, se puede detener la avalancha de patentes y crear un espacio científico-tecnológico "limpio" que fomente la innovación en vez de frenarla.


"Patent Failure" por James Bessen y Michael J. Meurer. Princeton University Press, Marzo 2008. Hay varios capítulos disponibles en línea.

Otras fuentes: "E-Commerce Battles 'Me'-Commerce", LA Times Feb 2006. Wikipedia: Flash of Genius. Fotos: km6xo @ Flickr (CC), Graeme Douglas (CC)

Foto de ChaTo

— Doctor en Ciencias de la Computación, dedicado a la minería de datos en medios sociales para mejorar la respuesta durante crisis humanitarias, y para estudiar la relación entre medios tradicionales de noticias y medios sociales. +Más información »