Día mundial contra la ciber-censura: mapa de países enemigos de Internet (2011)

Vía: 
Sábado 12 Mar 2011 Carlos Castillo

Reporters sans frontières (RSF) celebra desde el año 2008 el Día Mundial Contra la Ciber-Censura (hoy 12 de Marzo del 2011), que busca convocar a todo el mundo en apoyo de una Internet sin restricciones y accesible para todo el mundo.

De acuerdo a su convocatoria, "la lucha por la libertad de expresión online es más esencial que nunca. Creando nuevos espacios para el intercambio de ideas e información, Internet es una fuerza para la libertad. En países donde los medios tradicionales son controlados por el gobierno, las únicas fuentes independientes de noticias e información están en Internet".

Muchos gobiernos en el mundo están activamente intentando controlar Internet mediante el acoso a los ciudadanos que publican opiniones disidentes, la vigilancia de las actividades de los ciudadanos en Internet, el bloqueo de sitios web contrarios a la línea oficial de los gobiernos, o mediante la adopción de leyes represivas sobre Internet.

Con motivo de este día, se presenta un Mapa Mundial de la Censura en Internet, en el que se incluye un listado de los países que son considerados por RSF como Enemigos de Internet, y de otros países que están "bajo vigilancia" de la organización por estar adoptando cada vez políticas más restrictivas de la libre expresión online.

Enemigos de Internet

Estos son los países y las razones de RSF para su inclusión en la lista:

  • Burma:
    Burma tomó drásticas medidas en el 2010 para reorganizar la Internet del país en forma tal de tener los medios, a la próxima señal de una crisis, para cortar el acceso de su población a la web sin afectar las conexiones oficiales. Antes de las elecciones de noviembre del 2010 (las primeras en 20 años) los censores usaron redadas masivas, intimidación y ciber-ataques para reducir el riesgo de cualquier cobertura negativa.
  • China:
    El gobierno chino, exasperado por que el disidente Lui Xiaobo recibió el Premio Nobel de la Paz, y preocupado por los efectos colaterales de las revoluciones en Túnez y Egipto, ha aumentado drásticamente su agarre sobre la Web para transformarlo, de un medio de protesta, a un medio para el control político. Cualquier intento de desafiar la estabilidad del país ha sido aplastado con dura represión.
  • Cuba:
    El régimen cubano, más preocupado de los bloggers que de los disidentes tradicionales, decidió expandir su presencia online para combatirlos. Ahora que el cable de fibra óptica venezolano está disponible en la isla, las autoridades tienen lo que necesitan para mejorar las velocidades de conexión y bajar los costos. Hay menos excusas para mantener la censura o para mantener a la población alejada de la Web.
  • Irán:
    Irán ha intensificado sus redadas online y la vigilancia este año, particularmente durante períodos de desordenes y manifestaciones, durante los cuales las autoridades han recurrido a causar que Internet se ponga más lenta o se desconecte, o a atascar las líneas telefónicas. El régimen ha continuado demonizando a los nuevos medios, acusándolos de servir intereses extranjeros. Varios activistas en la red han sido sentenciados a muerte.
  • Corea del Norte:
    Mientras que Kim Jong Il ha sido diligente en mantener a su pueblo alejado del resto del mundo, el acceso a Internet ha sido reservado para un pequeño círculo de la élite. Recientemente, el país hizo su entrada en las redes sociales, llevando su guerra de virulenta propaganda a la Web. La supuesta primera conexión directa de Corea del Norte a la World Wide Web se observó por primera vez cuando su "Querido Líder" estaba preparando su sucesión.
  • Arabia Saudita:
    Una censura implacable sigue afectando a la Red, el único espacio en el país donde se ha logrado que prospere una cierta forma de libertad de expresión en los últimos años. Algunos ciberdisidentes que han sido atrapados por las autoridades ejerciendo su derecho a expresar opiniones críticas, han pagado un alto precio.
  • Siria:
    La falta de infraestructura en Siria ha todavía impedido el crecimiento de la Web. Las nuevas leyes para medios online han aumentado la censura que, desde fines del 2010 hasta ahora, ha intentado evitar mensajes que tengan que ver con la caída del régimen de Túnez. Como un símbolo de la represión hacia los ciber-ciudadanos, el caso de Tal al-Mallouhi, el blogger más joven del mundo tras las rejas, está movilizando a la blogósfera más allá de los bordes sirios.
  • Turkmenistán:
    El gobierno de Turkmenistán ha atajado el crecimiento de Internet y continúa una práctica extendida de censura. El monopolio que ostenta el gobierno sobre el mercado de los teléfonos celulares/móviles les ha permitido expandir su control sobre las comunicaciones. La comunidad internacional parece más decidida a hacer concesiones que a ejercer una presión real sobre este país, debido a su vasto potencial energético y estratégico.
  • Uzbekistán:
    A pesar de la decisión de la Unión Europea a fines del 2009 de levantar las sanciones contra Uzbekistán, el régimen no ha sacado sus garras de Internet — más bien al contrario. Este estado policial ha prevenido rutinariamente la diseminación de información online y todos los esfuerzos para iniciar una sociedad civil, virtual o de cualquier otro tipo.
  • Vietnam:
    El congreso del 2011 del Partido Comunista de Vietnam marcó el principio de una línea más dura por parte del régimen hacia aquéllos que son críticos del gobierno, y fue precedido de una ola de represión nueva y particularmente más dura, dirigida contra aquellos que se atreviesen a ejercer su libertad de expresión. Han habido ciberataques masivos para silenciar las opiniones disidentes. Tener un blog se ha convertido en algo peligroso.

Países en observación

Además de la lista anterior, el sitio de RSF ofrece un listado de países que están adoptando políticas de censura en Internet cada vez más represivas:

  • Australia, debido a que su gobierno continúa sus planes de filtrado de internet.
  • Baréin, por su decisión de filtrar Internet y arrestar a ciber-disidentes para "luchar contra el terrorismo".
  • Bielorrusia, debido a sus órdenes recientes para regular internet y a los arrestos de que han sido objeto disidentes.
  • Egipto, porque durante las protestas su gobierno mostró la capacidad que tienen de filtrar y desconectar Internet si quieren.
  • Eritrea, debido a sus medidas técnicas y policiales para evitar que la web se desarrolle.
  • Francia, por su legislación de "3-strikes" y su introducción de filtrado administrativo de páginas web.
  • Libia, porque el régimen mantiene el control sobre todos los medios tradicionales y quiere extenderlo a todos los medios online.
  • Malasia, entre otras cosas por su reciente propuesta de leyes contra la "ciber-sedición".
  • Rusia, por los intentos de su gobierno de aplastar una creciente blogósfera.
  • Corea del Sur, debido a su práctica de censura y de empujar a los ciudadanos a que también se auto-censuren en Internet.
  • Sri Lanka, donde su gobierno bloqueó sitios de noticias independientes en Internet horas antes de anunciar el vencedor en las últimas elecciones presidenciales.
  • Tailandia, porque al declarar "estado de emergencia" para proteger la estabilidad del reino se ha aumentado la censura.
  • Tunisia, debido a que a pesar del rol que tuvieron las redes sociales en su revolución, aún no desmantela sus organismos de censura nacionales.
  • Turquía, porque no dudaron en censurar efectivamente videos de Youtube y varios miles de sitios.
  • Emiratos Árabes Unidos, entre otros motivos por su insistencia a tener acceso a los datos en las Blackberries de los ejecutivos que trabajan en el país.
  • Venezuela, porque ha establecido las herramientas para controlar el acceso a Internet lo que ha aumentado la auto-censura de la gente en Internet.

Para cada uno de estos países, hay una explicación detallada de la situación en la página de los Enemigos de Internet.

Foto: Akbar Simonse @ Flickr (CC).

Foto de ChaTo

— Doctor en Ciencias de la Computación, dedicado a la minería de datos en medios sociales para mejorar la respuesta durante crisis humanitarias, y para estudiar la relación entre medios tradicionales de noticias y medios sociales. +Más información »