¡Te estamos observando!

¡Te estamos observando!

Martes 15 Mar 2011

El domingo recién pasado el Ministro del Interior chileno Rodrigo Hinzpeter fue invitado a participar de un programa periodístico llamado Tolerancia Cero. Enfrentado a una conversación respecto de la contingencia nacional e internacional - con terremotos y tsunamis como tema de fondo - la autoridad recordó a los panelistas que existen personas en el gobierno chileno que se dedican sólo a leer twitter. Y el mensaje se entendió fuerte y claro en la red: nos están vigilando.

ACTUALIZACIÓN - CHILE: SEGEGOB llamó a licitación para contratar el servicio. Ver final del artículo.

Podemos estar o no de acuerdo con esta medida gubernamental. Incluso puede resultarnos indiferente. Lo que no podemos hacer es negar que existe. Tanto en Chile como en el resto del mundo hay entidades y/o personas que pueden sacar provecho de los rastros que vamos dejando en nuestro divagar digital, y por eso vigilan nuestros pasos.

Los expertos en privacidad podrán ahondar en el tema, pero yo quisiera al menos hacer una distinción entre lo que decimos explícitamente, y aquello que queda en evidencia del examen de nuestras acciones.

El discurso explícito

Lo que decimos en 'la red' pocas veces queda encapsulado y disponible para el acceso de unos pocos. Lo más probable es que una intervención nuestra de hace muchos años quede parasitando por otros tantos más para beneficio o perjuicio nuestro. ¿A qué está asociado tu nombre si lo buscas en la red? Hasta hace algún tiempo el mío aparecía asociado a una campaña para salvar ballenas que suscribí 'en el principio de los tiempos'.

Con mayor razón nuestros mensajes y declaraciones quedarán grabados en algún lugar si hacemos referencia a alguien o algo de importancia para alguien más. Así los servicios de inteligencia toman nota de nuestros comentarios a favor de gobiernos e ideas, o en contra de ellos. Y después, si lo creen necesario, lo usan en nuestra contra para sustentar el caso que quieran.

Si no desean que sus palabras sean usadas en su contra piensen bien en lo que escriben. Sólo si están seguros y pueden hacerse responsables de sus dichos, sigan adelante.

El mensaje implícito

Si decidir qué decir y con quién compartir nuestros pensamientos es complejo, lo es aún más el controlar lo que decimos sin hablar/escribir. Nuestras interacciones también hablan de quiénes somos. Cada búsqueda, los mensajes que reenviamos, los links que seguimos, todo puede ser usado por mentes inquietas que buscan saber más de nosotros. A veces estas acciones sólo buscan darnos un mejor servicio, pero no podemos estar del todo seguros del uso que otros darán a la huella informativa que vamos dejando a nuestro paso.

A esta información se le da el nombre exoinformación y sirve, por ejemplo, para descubrir potenciales terroristas. El problema es que esta información se construye a partir de retazos unidos por alguien más, o un algoritmo, y que pueden terminar representando algo completamente alejado de la realidad. ¿Les suena algún caso de presuntos terroristas acusados por pruebas que nadie entiende muy bien de dónde salieron?

Mucho de lo que ya existe sobre cada uno es secreto para el dueño de la información, pero algo podemos encontrar en sitios agregadores de información. Si les interesa, pueden revisar Pipl.com y Spokeo.com. No deja de ser impresionante encontrar tus datos con tal nivel de detalle.

Reflexiones

En tiempos de WikiLeaks no debiera extrañarnos lo expuestos que estamos. Horas atrás Mig escribía en su twitter: "lo de proteger los tuits, da una tan agradable y precaria sensación de seguridad :)" y es algo para pensar. Porque la sensación puede existir cuando facebook, twitter u otros medios ofrecen distintos niveles de privacidad generando una sensación de que tenemos control sobre lo que hacemos y decimos, pero eso no siempre es verdad.

Y si nuestra huella en la red va a determinar los destinos para los cuales se nos otorga VISA, o el trabajo que se nos da (o niega), es mejor que empecemos a tomarnos en serio lo que hacemos y decimos en ella.

ACTUALIZACIÓN:

Ministerio Secretaría General de Gobierno llamó a licitación con fecha 22-03-2011 18:24:52 para el desarrollo e implementación de un panel de control ejecutivo que será usada para el seguimiento de personalidades y conceptos en Internet, en tiempo real.

Se quiere saber qué se dice, opina, o menciona respecto de ministros, ministerios, autoridades de gobierno, y temas específicos, tanto en medios digitales como en redes sociales.

La información deberá estar ordenada por origen, canal de comunicación, tono de la mención (negativo/positivo), términos más relevantes, línea de tiempo, además de proveer gráficas, estadísticas, etc.

Interesante desafío... Eso y más por un máximo de $15 millones en un plazo de 12 meses. ¿Tendrán a alguien en mente para hacer el desarrollo?

La licitación cierra el 01-04-2011 a las 15:00:00. Más antecedentes en la fuente.

Imágenes Ivan Pawluk (Arte & Fotografía) y Marcelo Acquistapace Arias (artelista)