Condiciones para Open Data en Chile

Condiciones para Open Data en Chile

Viernes 24 Jun 2011
En el último tiempo se ha visto cómo los principios relacionados con Open Data (publicación y acceso a datos públicos) han sido adoptados por diversos países tanto a nivel nacional como local. Sin embargo, poco se ha hecho a nivel latinoamericano y casi nada en Chile. He discutido en varias oportunidades los beneficios relacionados con Open Data, pero en esta ocasión quisiera comentar (muy brevemente) cuáles son las condiciones que se necesitan (en mi opinión) para implementar exitosamente algo similar en Chile.

Tecnología

Quizás lo más fácil de solucionar es el tema tecnológico: Las herramientas de almacenamiento, procesamiento y publicación de datos vía web son suficientemente maduras como para soportar grandes volúmenes de información. Incluso el hecho de publicar datos "como vengan" (es decir, planillas excel, documentos en word y PDF, entre otros) resulta en un avance en términos de transparencia del gobierno. Acá ni siquiera estoy pensando en usar tecnologías semánticas para representar los datos como lo hacen en otros lados: Aunque lo anterior sería lo ideal (en mi opinión), el sólo hecho de tener una plataforma central de datos en cualquier formato ya sería un avance.

Staff

La segunda dificultad consiste en mostrar a los encargados de cada repartición pública el cómo y el porqué esto es importante: Por un lado, se hace necesario el establecer metodologías y buenas prácticas para la publicación de datos (quién decide qué datos se publican, con qué prioridad, con qué periodicidad, bajo que esquema, entre otros). Pero más importante que eso resulta mostrar que estos esfuerzos son importantes tanto por los principios que sustenta como por el impacto real que tiene en mejorar la eficiencia del sector público, aumentar empleos, entre otros. Esto es fundamental, ya que no importa cuántos recursos se destinen, si los encargados les parece poco importante, le asignarán la prioridad más baja posible tratando de dejarlo siempre para el final.

Voluntad política

Relacionado con lo anterior es la capacidad y voluntad de los tomadores de decisiones. No basta que una idea sea buena o que haya gente dispuesto a trabajar horas extras y dar más de lo que se les pide para concretar proyectos: Si las personas a cargo no hacen un apoyo explícito (esto eso, declarado y financiado), proyectos como Open Data (y en general cualquier proyecto) terminan botados por falta de respuesta (en algún momento discutí mis propias frustraciones relacionadas con este tema).

Crear un ecosistema

Finalmente, no sirve de nada tener terabytes de datos publicados si nadie los consume. Es por esto que es necesario crear y cuidar una comunidad de hackers, creadores y consumidores (intermedios y finales) de estos datos. Este ecosistema debiese estar compuesto por gente del gobierno, así como de ONGs, universidades y hackers freelance. Los esfuerzos de esta comunidad debiesen apuntar a la ciudadanía en general así como a audiencias específicas (nuevamente tanto dentro como fuera del gobierno).

Conclusiones

Seguramente me estoy saltando un buen número de otros factores que son también críticos, pero creo que estos son los más importantes. Ojalá tengamos pronto Open Data como una política pública, ya que no sólo beneficia a la ciudadanía organizada sino que mejora la eficiencia de las organizaciones gubernamentales.
Foto de Alvaro Alvaro Graves @alvarograves PhD en Ciencias Cognitivas e Investigador en temas de Open Data, Visualizaciones, Web Semántica, eScience y Web Science. Ingeniero civil en computación. http://www.graves.cl