Noticias en vivo desde teléfonos móviles: ¿un salto adelante o un tropiezo?

Noticias en vivo desde teléfonos móviles: ¿un salto adelante o un tropiezo?

Domingo 2 Oct 2011

El llamado "contenido generado por usuarios" desde hace bastante tiempo que forma parte de los telediarios/noticieros. Fotos y vídeos enviados por el público a canales de televisión son un recurso clave, y frecuentemente el único recurso disponible para acompañar una noticia. Los manifestantes del movimiento "Occupy Wall Street" repiten "el mundo está mirando" en sus protestas.

Pero tal vez deberían decir "el mundo mirará más tarde". Hasta ahora, la transmisión desde dispositivos móviles al público es principalmente asíncrona (basada en vídeos pre-grabados), pero ¿cuánto falta y qué se necesita para que pueda ser una transmisión en vivo? No hay nada que supere para la audiencia la capacidad de poder ser testigos directos, en vivo, de una historia que se está desarrollando. Ver unas cuantas grabaciones enviadas por e-mail seguidas de un reportero que llega al lugar de los hechos cuando la "acción" ya se ha acabado, es un pobre substituto.

Esto no es una pregunta exclusivamente sobre tecnología, sino que tiene que ver fundamentalmente con la relación entre los "ojos" en el terreno, las agencias de noticias, y el público al que sirven. Comencemos por la parte tecnológica que creo que es la más simple en este caso.

Aspectos tecnológicos

El códec de vídeo probablemente no sea un problema mayor. Afortunadamente en los últimos años hemos visto cierta convergencia en torno a pocos formatos como WebM y H.264/AVC que es usado por Youtube y Vimeo entre muchos otros.

Capturar vídeo desde un dispositivo móvil y retransmitirlo desde la Web es un problema principalmente resuelto. Proveedores como UStream, Livestream, Qik, Justin.tv y Flixwagon ofrecen una enorme variedad de programación, pasando por puppy-cams y torneos escolares de karate hasta canales de televisión "pirata". Incluso existe software libre: Movino incluye todas las componentes necesarias: la aplicación móvil, el servidor de vídeo y el front-end web.

Por otra parte, el proceso de descubrir y agregar las señales es más un problema legal que tecnológico (más sobre esto más adelante). Eventualmente los medios informativos podrían abrir sitios (ej.: eye.cnn.com o eye.wikinews.org) que proveyeran de enlaces hacia un endpoint para recibir transmisiones. También deberían proveer acceso programático para realizar búsquedas, por ejemplo un simple feed que pueda ser consultado por localización y permita poner diversos streams en un mismo mapa.

El problema más complicado es el del ancho de banda para la transmisión. Asumiendo que se trata de noticias intermediadas por un medio de comunicaciones, por ejemplo Wikinews o CNN, entonces si un stream se vuelve demasiado popular, el medio tendrá que o limitar la cantidad de gente que puede verlo o incurrir en gastos sustanciales para distribuirlo. Ahora, si un medio se vuelve demasiado popular en la arena de las transmisiones móviles en vivo, entonces no podrá recibir suficientes streams desde el terreno.

Esto último creo que tiene solución si el ancho de banda puede negociarse entre el cliente del testigo y el medio: si hay 100 personas cubriendo una marcha, entonces aquellas señales en que el público muestra mayor interés pueden recibir permiso para enviar a una mayor tasa de transmisión que aquellas que son ignoradas por el público.

El peor escenario: un tropiezo previsible

El peor escenario es que el concepto simplemente no despegue debido a los sospechosos de siempre: intentos de crear monopolios que fracasan y de paso debilitan y/o fragmentan un espacio de innovación.

Por ejemplo, si los medios retransmiten el contenido de los "ojos" ciudadanos, pero no permiten la redistribución a través de una licencia libre, entonces será imposible agregar la información. Esto implica, por ejemplo, que tardaremos años en poder hacer click en un mapa y ver qué está pasando en ese lugar, en este momento, o en poder ver qué esta sucediendo en el mundo al observar la densidad de reportes que llegan desde un punto del planeta u otro.

En el otro extremo, si un medio tiene una posición demasiado dominante como canal de re-transmisión de un evento en vivo (tal como Youtube en estos momentos), entonces tenemos un único punto de control, haciendo el trabajo del censor extremadamente sencillo.

El mejor escenario: un salto cualitativo

La única forma de evitar estos extremos de fragmentación y monopolio es mediante estándares (mínimos) que cubran, fundamentalmente, la relación entre los "ojos" de los ciudadanos y los medios.

Un medio que quiere actuar como intermediario, debería proveer de un acuerdo estandarizado en que explica las condiciones bajo las cuales re-transmitirá el stream. Este acuerdo debería cubrir al menos lo siguiente:

  • La licencia del contenido, de forma que el ciudadano sepa si está permitiendo que el medio excluya a otros, o si permite re-transmitir esta señal, por ejemplo, para crear un agregador en torno a un evento o un lugar, o si por el contrario estamos permitiendo al medio excluir a otros.
  • La política de atribución (créditos), permitiendo al usuario escoger si quiere permanecer anónimo, usar un seudónimo o su nombre real.
  • El retardo que sufrirá la re-transmisión, independientemente de los aspectos técnicos, si será re-transmitido inmediatamente o con un retardo fijo (ej.: 30 segundos, 1 minuto).
  • La línea editorial que describe contenido permitido, por ejemplo si un medio permite transmisiones con contenido violento, profano, etc. y bajo que condiciones interrumpirá la re-transmisión.

La idea es operar con la máxima transparencia posible, tanto en el papel como en la práctica. Si el acuerdo está expresado en un documento de 20 páginas no es algo transparente: al comenzar a transmitir, el testigo debe ser informado en términos simples y directos de las condiciones bajo las cuales lo hace.

Tal como nos hemos acostumbrado a otros avances tecnológicos, terminaremos dando por hecha la capacidad de recibir reportes en vivo de periodistas ciudadanos. Cuándo y bajo qué condiciones esta práctica despegue depende de que puedan establecerse reglas claras y justas para ello.

¿Bajo qué condiciones te gustaría a ti enviar una noticia en vivo desde tu celular/móvil?

Imágenes: Wikipedia, Richard Sambrook, iPhone Mockup.

Foto de ChaTo Carlos Castillo @ChaToX PhD en Ciencias de la Computación, investigador en minería de datos y computación social, particularmente en medios sociales durante crisis humanitarias. http://www.chato.cl/