Acuerdo Trans-Pacífico: aún no es demasiado tarde #NoTPP

5159 lecturas

URL destacada (derechosdigitales.org): http://www.derechosdigitales.org/tpp-sopa-en-chile/

Esto es muy serio.

El TPP (o Acuerdo Trans-Pacífico) es un acuerdo comercial suscrito originalmente por Chile y otros 3 países en 2005, al cual ingresó Estados Unidos en 2010. El objetivo general del acuerdo es reducir en un 90% los aranceles entre los países miembros antes del 2015. Sin embargo, como todos los acuerdos internacionales modernos, el TPP es muy complejo e integra un capítulo de propiedad intelectual que según organizaciones y medios nacionales (Derechos Digitales, El Mostrador, El Ciudadano) e internacionales (Knowledge Economy International (KEI), Ars Technica) es muy similar a las disposiciones de SOPA, lo que pone en riesgo grave las libertades individuales de los chilenos.

KEI filtró en 2010 el borrador de la propuesta de EE.UU. sobre propiedad intelectual [272 KB pdf]. La propuesta estadounidense:

  • Requiere que todos los ISPs identifiquen a los usuarios de Internet, lo que va mucho más allá de lo exigido por la ley de Estados Unidos (art. 16.3.b.xi), e impone responsabilidad a los ISPs más allá de los estándares del DMCA (art. 16.3)
  • Incluye el texto de la controversial carta US/Korea relacionada con el cierre de sitios web por infracción a copyright,
  • Criminaliza todas las medidas tecnológicas no consideradas por los tratados Internet de la OMPI, incluso cuando no haya infracciones al copyright (art. 5.9)
  • Eliminaría cualquier posibilidad de comercio paralelo de libros, publicaciones científicas, partituras de música, grabaciones sonoras, programas de computador, y en general cualquier trabajo audiovisual bajo copyright (art. 4.2, y nota 11 a pie de pág.),
  • Según el art. 4.5, el período de protección bajo copyright de un trabajo (incluyendo fotografía) se extendería de la siguiente forma:
    • Para trabajos personales, hasta 70 años después de la muerte del autor (en Chile esto ya es así desde el 2003),
    • Para trabajos no personales, no menos de 95 años desde el fin del año calendario de la primera publicación del trabajo; en el caso de que el trabajo no haya sido publicado en 25 años desde su primera creación, el período se extendería por no menos de 120 años desde el fin del año calendario de la creación del trabajo.

Es evidente que la propuesta de EE.UU. beneficia directa y casi exclusivamente a la industria del entretenimiento estadounidense. A pesar de que desde el punto de vista de un gobierno es razonable que las negociaciones de un acuerdo sean reservadas hasta que las negociaciones hayan terminado, desde el punto de vista de los ciudadanos no existe ninguna garantía de que las organizaciones civiles sean consultadas, y una vez que el acuerdo es sometido a votación (cuando ya no existe ninguna opción salvo aprobarlo o rechazarlo), la presión del trabajo realizado por el gobierno es tan grande que existen pocas posibilidades reales de rechazarlo.

Es poco probable que los términos actuales del acuerdo sean muy distintos de la propuesta estadounidense de hace un año atrás. Sin embargo, dado el carácter reservado de las negociaciones, no hay forma de saberlo.

No a TPP

La ONG Derechos Digitales ha solicitado sin éxito a la Dirección de Relaciones Económicas Internacionales que haga públicos los términos del acuerdo. La DIRECON realizó ayer una declaración pública en su sitio web donde afirma que: 1) los acuerdos comerciales son de carácter reservado mientras están siendo negociados, y 2) a pesar de su carácter reservado, "ha sostenido reuniones para informar y consultar con el sector privado y distintas organizaciones de la sociedad civil durante el proceso de negociación del TPP, acción que también se realizó con la ONG Derechos Digitales y otras asociaciones gremiales como la SOFOFA y ASILFA, a las que se les transmitió el estado de avance de las negociaciones."

Según Alberto Cerda, de Derechos Digitales, "varias de las medidas propuestas por el TPP entran en conflicto con los derechos y libertades constitucionales. Las normas sobre desconexión de usuarios de Internet por supuestas infracciones infringen el derecho al debido proceso, la presunción de inocencia, la libertad de expresión y el derecho a la vida privada".

No creo que Derechos Digitales haya sido realmente consultado. No me siento inclinado a creer tampoco que el gobierno de Piñera esté realmente dispuesto a votar en contra de un acuerdo por el que ha estado trabajando por lo menos 3 años. Es cierto que tal como dice Piquer SOPA es una estupidez, pero el TPP afecta directamente o indirectamente a todos los chilenos, ahora mismo. Sin conocer el contenido del TPP, simplemente no sabemos si existe la posibilidad de que el día de mañana cualquiera de nosotros sea encarcelado por subir contenidos bajo propiedad intelectual, ya sea en un sitio personal, en un blog, o en tus redes sociales.

Si hay una lección que nos dejan las recientes protestas de los estudiantes en Chile es que el activismo social funciona. Las personas podemos organizarnos, manifestar nuestro rechazo a una imposición o a una injusticia, y hacernos escuchar. Tú puedes hacer algo para detener TPP:

  • ¡Infórmate! Aprende qué es TPP en Cucharadas de SOPA. Lee sobre TPP en El Mostrador y El Ciudadano.
  • Firma la carta dirigida al Presidente Piñera para solicitar que no se firme el acuerto TPP.
  • Difunde la campaña de Derechos Digitales, este post, y difúndenos a través de tus redes sociales.
No es demasiado tarde, pero tienes que involucrarte para que detengamos el TPP.
Fuente imágenes: StopTPP @ Twitter (CC) y Derechos Digitales (CC).
Foto de Tama

— Ingeniero Civil en Computación, Universidad de Chile. Doctor en Ingeniería y Políticas Públicas, Carnegie Mellon University. +Más información »