El costo del conocimiento: la revuelta de académicos contra Elsevier

5642 lecturas

Gran parte del conocimiento científico nuevo se publica en artículos que se agrupan en revistas específicas de un área determinada. Actualmente, existen algunas empresas que concentran muchas revistas y mantienen prácticas poco agradables tanto para autores como para lectores. Es por esto que algunos científicos mostraron su descontento a través de Internet, lo que derivó en una recolección de firmas para tomar conciencia, generar acciones en contra de una de las empresas y en explorar nuevas ideas para publicar investigaciones en sistemas diferentes al convencional.

La empresa neerlandesa Elsevier (dueña de ScienceDirect, The Lancet, Cell, entre otros) es señalada como una de las empresas cuyo modelo económico más deja ver las falencias que existen en el actual sistema de revisión entre pares, en el cual científicos de un área en específico son los encargados de revisar el material enviado por colegas . El principal problema radica en los altos costos de acceso a la información a toda escala (desde un artículo a varias revistas), aduciendo costos de edición. Esto contrasta con el hecho de que los autores no reciben nada de dinero por la venta de artículos ni suscripciones a las revistas, sino que las usan para difundir sus estudios. ¿Por qué? Debido a que esas publicaciones son utilizadas para evaluar su desempeño de acuerdo al "impacto" de su publicación. Como si ello no fuera suficientemente problemático, Elsevier apoya leyes como SOPA, PIPA y la Research Works Act, cosa que ha defendido mediante "un comunicado a la comunidad científica".

Timothy Gowers, un profesor y matemático de la Universidad de Cambridge, reflotó este viejo descontento contra el sistema publicando en su blog algunas apreciaciones con respecto a las malas prácticas de este tipo de empresas y con una esperanza de poder cambiar el pensamiento de quienes hacen y consumen los artículos, teniendo una participación más activa en la edición y distribución de los artículos. Esta vez, producto de la reflexión pública de Gowers, se creó un sitio llamado The Cost of Knowledge donde se llama a tomar conciencia con respecto a los problemas mencionados y firmar en favor de no publicar, no citar y/o no hacer trabajo editorial en revistas de Elsevier.

En contraste con el sistema empresarial de Elsevier, existe el Open Access, en que el pago de la publicación corre por cuenta de los autores, que a su vez deben pedir financiamiento a fuentes externas para cubrir esos gastos. Esta iniciativa parece buena porque se le entrega el material a toda persona que la requiera a través de Internet sin costo alguno. Sin embargo, este formato mantiene la edición en manos de empresas que simplemente cambian de cliente con respecto al modelo actualmente vigente, teniendo altos costos para quienes deseen publicar. Otra alternativa son las revistas Open Access que no cobran por ser publicadas, pero cuyo número es bastante reducido.

Existen propuestas que abandonan un poco el sistema de revisión por pares para entregar con mayor rapidez la información y no tener que esperar largos meses, normales en las revistas actuales. ArXiv es uno de ellos y está implementado desde el año 1991. Funciona como un repositorio de investigaciones, que sin provocar una revolución, resulta una buena puesta en práctica de un modelo diferente. Fue fundado por Paul Ginsparg, uno de los pioneros y activo en la actualidad por el acceso abierto a la ciencia.

Otras personas optan por pensar en sistemas mixtos en que primeramente funcione como repositorio y que posteriormente la comunidad haga sus comentarios con respecto a las publicaciones para que luego solo algunos pasen a una revisión por pares más tradicional.

Una participación más activa y directa en la publicación y distribución de las revistas por parte de los científicos podría garantizar acceso libre a la información sin tener a compañías que lucran con el conocimiento científico que ellos no crean.

Imagen: biblioteekje

Foto de Felipe Raimann

— Ingeniero civil en sonido y acústica. Interesado principalmente en temas de ciencia abierta y software libre. Más información »