María Kodama y su acusación a Taringa y Planeta Sedna por difusión de obra de Borges online

María Kodama y su acusación a Taringa y Planeta Sedna por difusión de obra de Borges online

Martes 6 Mayo 2014

María Kodama volvió a aparecer en los medios, producto de una nueva acción legal impuesta por la viuda y "heredera universal” de la obra de Borges para impedir el acceso a la obra del autor. Esta vez los acusados son el sitio web Taringa y el portal Planeta Sedna. El delito: difundir sin permiso la obra de Borges, y por lo tanto, infringir los derechos de autor de los que ella es propietaria.

“Borges es el autor más pirateado del planeta” se quejó Kodama. Viéndolo desde el punto de vista monetario, ya sabemos que el típico argumento de "libro descargado = libro no vendido" es bastante cuestionable. Por el contrario, la descarga de la obra de Borges podía incentivar a estos lectores a comprar su obra, cuestión que ha sido demostrada en estudios llevados a cabo en otras áreas, como en la industria del software o de la música por ejemplo.

Kodama es un gran ejemplo de los vicios que genera el sistema de propiedad intelectual

Sin embargo, más allá de la cuestión del acceso, el problema es que Kodama no está solamente en contra de que los lectores accedan a la obra de Borges, sino que además está en contra de la intertextualidad, la apropiación y la reescritura, lo cual finalmente significa limitar las posibilidades de la creación literaria. Esto se aprecia en, por nombrar sólo algunos, sus denuncias en contra de autores como Agustín Fernández Mallo y Pablo Katchadjian. Lo anterior constituye una gran paradoja, si consideramos que la obra de Borges es en sí misma reescritura, apropiación e intertextualidad, donde el autor, mediante estos procedimientos, hace continuas referencias a otros autores en su obra. Incluso, su obra “Pierre Menard, autor del Quijote” trata sobre un escritor, Menard, que busca reescribir la obra de Cervantes mediante su reproducción palabra por palabra, con lo cual reflexiona sobre la autoría, la reescritura y la recepción de los textos literarios por parte de los lectores.

Sumado a lo anterior, la viuda del escritor ha puesto fuertes barreras para acceder a los manuscritos de Borges, lo cual impide el acceso de académicos e investigadores a su obra. Esto fue denunciado por la intelectual y crítica literaria argentina Beatriz Sarlo, a quién también Kodama denunció por sus declaraciones a “El Mercurio” hace unos años atrás, donde Sarlo dice que "no se podrá hacer investigación sobre Borges mientras Kodama viva" (finalmente la cosa quedó en nada porque el caso estaba fuera de la jurisdicción argentina).

Kodama es un gran ejemplo de los vicios que genera el sistema de propiedad intelectual. Ella, su “heredera universal” puede decidir qué se hace con la obra de Borges y restringir el acceso y trabajo con ésta por parte de los lectores y escritores. Y ahora busca restringir el acceso a su obra en Internet mediante la persecución de sitios web, ¿Qué vendrá más adelante? ¿La persecución de los lectores que acceden a su obra digitalmente? Está claro que si pudiera, lo haría.

Foto de Cgainza Carolina Gainza @cgainza PhD Hispanic Languages and Literatures, Universidad de Pittsburgh. Académica Escuela de Literatura Creativa, Universidad Diego Portales. https://www.linkedin.com/pub/carolina-gainza/2a/32b/49b