El misterioso "Ciudadano Cuatro" y su mágica manta del poder: @CitizenFour el Documental

El misterioso "Ciudadano Cuatro" y su mágica manta del poder: @CitizenFour el Documental

Lunes 20 Oct 2014

¿Qué harías tú si recibieras un e-mail como éste?

A este punto no puedo ofrecer nada más que mi palabra. Soy un oficial senior de gobierno en la comunidad de inteligencia. Espero que entiendas que contactarme contigo es extremadamente riesgoso, y que estés de acuerdo con tomar las siguientes precauciones antes de que pueda contarte más. Ésta no será una pérdida de tu tiempo.

Este mensaje, firmado con el seudónimo "Citizen Four", fue recibido por la documentalista Laura Poitras, conocida hasta ese momento por su trabajo sobre la vida en Iraq bajo la ocupación estadounidense, y por su entrevista al ex-oficial de inteligencia William Binney, quien trabajó por 30 años para la agencia de seguridad estadounidense (NSA).

En su primer e-mail, el "Ciudadano Cuatro" le pedía a Laura que confirmara off-line que su llave pública PGP era válida, que usaba una contraseña fuerte para protegerla, y que no había usado ningún computador hackeado para entrar esta contraseña.

Debido a la temática de sus anteriores documentales, Laura no era una novata en estos temas. Al avanzar la conversación, compró un laptop nuevo usando dinero efectivo, instaló el sistema operativo libre TAILS en él, y lo utilizó exclusivamente para comunicarse con su informante, que hablaba de una violación sistemática de la constitución y las leyes por parte de la NSA:

La verdad es que la NSA nunca en su historia ha recolectado más información que ahora. Conozco la localización de la mayoría de los puntos de intercepción domésticos, y que las empresas de telecomunicaciones más grandes de EEUU están traicionando la confianza de sus clientes, y puedo probarlo.

Estamos construyendo la mayor arma de opresión en la historia del hombre, pero los que dirigen estas actividades no asumen su responsabilidad al respecto. El director de la NSA, Keith Alexander, le mintió al congreso, y puedo probarlo.

Miles de millones de comunicaciones en EEUU están siendo interceptadas. Para recolectar evidencia de estas fechorías, me he enfocado en la gente estadounidense. Pero créeme cuando digo que el estado de vigilancia en que vivimos es un privilegio comparado con la forma en que tratamos al resto del mundo. Ésto también puedo probarlo.

Respecto a las ciber-operaciones, la posición pública del gobierno es que todavía no tenemos una política al respecto. Esto también es una mentira. Tenemos un marco muy detallado, un tipo de ley marcial para ciber-operaciones, creado por la Casa Blanca. Se llama política presidencial 20 y fue finalizada a fines del año pasado. Esto también puedo probarlo.

Su informante era, naturalmente, Edward Snowden. En sucesivos correos, le indicaría que le daría a conocer su nombre real más adelante, y que considerando que sería inmediatamente evidente para la NSA quién había filtrado la información, lo mejor era que Laura no mantuviera el secreto de su fuente para evitar represalias contra los amigos y compañeros de trabajo de Snowden: "Nadie, ni siquiera aquéllos en que más confío, conoce de mis intenciones y no sería justo para ellos estar bajo sospecha por mis acciones."

Los siguientes correos prepararían a Laura para una entrevista en persona en Hong Kong, indicando que el material de prueba era masivo y por lo tanto la ayuda de otro periodista, con Glenn Greenwald como nombre sugerido, sería necesaria. La forma en que Snowden planea la primera reunión es sacado de cualquier película de espías:

El primer intento de encontrarnos será a las 10 A.M. hora local el lunes. Nos encontraremos en el hall fuera del restaurante del Hotel Mira. Estaré con un cubo Rubik para que puedas identificarme. Acércate y pregúntame si sé a qué hora abre el restaurante. Te contestaré que no estoy seguro y que intentes en el lounge primero. Me ofreceré a mostrarte donde queda, y desde allí estamos bien. Sólo tienes que seguirme con naturalidad.

La serie de entrevistas en Hong Kong, junto con el resto de la historia, aparecen en el nuevo documental Citizen Four. En él también figuran algunas anécdotas sobre las precauciones que tomaron para mantener el secreto, incluyendo que Snowden ponía su laptop y su cabeza debajo de una manta (a la que llamaba en broma "la manta mágica del poder") para ingresar ciertas claves con mayor seguridad.

El documental pronto estará disponible a través de su sitio oficial https://citizenfourfilm.com/. Por ahora, está disponible una breve sinopsis:

Fuentes: Wired (herramientas, e-mails). The Guardian.

Foto de ChaTo Carlos Castillo @ChaToX PhD en Ciencias de la Computación, investigador en minería de datos y computación social, particularmente en medios sociales durante crisis humanitarias. http://www.chato.cl/