¿Quién combate en la guerrilla por el acceso abierto?

¿Quién combate en la guerrilla por el acceso abierto?

Jueves 22 Ene 2015

La información es poder (decía Aaron Swartz en el manifiesto por la guerrilla del acceso abierto) y como todo poder concentrado en pocas personas o instituciones, hay que combatirlo. El conocimiento científico ha estado por años secuestrado por leyes y personas, lo cual significa, en términos simples, que muchos debemos privarnos del conocimiento científico adquirido por nuestros antepasados o personas de nuestra misma generación o más jóvenes. Editoriales como Elsevier, Springer o Wiley (que sería como decir Coca-Cola o Pepsi) tienen el negocio perfecto al secuestrar el conocimiento en sus manos, sacando provecho económico y moral de ello. Afortunadamente, existen algunas iniciativas de individuos y agrupaciones que luchan contra estas editoriales e incluso contra las mismas personas que desarrollan conocimiento y solo "comparten" sus conocimientos con una editorial. En esta ocasión, trataré de dar un panorama general sobre quiénes están involucrados en esta guerrilla, cómo lo hacen y cómo puedes beneficiarte, tú y a tu comunidad, usando el material disponible.

¿Cómo funciona la guerrilla?

Primero, es necesario tener en cuenta que la guerrilla del acceso abierto es muy dispersa. Esto sucede al tener distintas personas trabajando con una idea en común, pero no en un trabajo coordinado necesariamente, por lo que tú misma(o) podrías ser parte importante, sin que nosotros sepamos. Dicho esto, también es cierto que existen algunos proyectos notables, que han logrado formar grandes bases de datos de documentos del conocimiento universal (ese mismo que nos pertenece a todos) y que por ende, son los que atraen más luces al ser expuestos. Todos los proyectos que se mencionarán aquí nacen, viven y mueren en internet. Fuera de esta red es difícil la difusión del material, debido a la limitancia de obtener el material a gran escala, por lo que es importante considerar que son vulnerables a cualquier ataque gubernamental o corporativo (como el caso de library.nu o más conocido, The Pirate Bay).

En la batalla por el acceso al conocimiento, la guerrilla busca expropiar el conocimiento de las manos de quienes limitan su acceso a la mayoría de la población. A diferencia de lo que ocurre con objetos materiales, la expropiación del conocimiento ocurre en el terreno inmaterial de lo digital

Uno de los conceptos fundamentales de la "guerrilla del acceso abierto" es "expropiar" aquellas publicaciones que están en manos de las editoriales que continuamente publican material creado por científicos del mundo (generalmente del primer mundo, dicho sea de paso). Esto significa quitar el poder de la editorial (universidad, organización, o lo que sea) de contar con la distribución exclusiva de conocimiento que se ha hecho gracias al desarrollo de la humanidad. Al contrario de una expropiación de un objeto material, la expropiación del conocimiento ocurre principalmente en términos digitales. Por lo tanto, su distribución y copia es mucho más fácil que tener que transcribir, fotocopiar, copiar disquetes, CDs, o lo que sea en un futuro. Sumado a esto, cuando uno está en medio de un problema que requiere conocimiento científico (puede ser incluso un problema de salud de algún familiar o de ti mismo, de algún problema de ingeniería al cual se necesite palear o lo que se te ocurra) por lo general requiere verificar información muy particular, haciendo que sea necesario contar con algunas publicaciones muy específicas. Si la publicación que requieres no está, simplemente no funcionará para ti y posiblemente lo desecharás. Es por esto que para generar un proyecto comunitario o personal es necesario poder acceder a grandes cantidades de datos y, por supuesto, distribuirlos.

Proyectos que buscan "expropiar" el conocimiento

Un proyecto que rayaría en lo absurdo para muchos y que es pilar fundamental en la citada "guerrilla", contiene más de 36 millones de artículos científicos (y contando) en su base de datos disponibles gratuitamente para todos. El proyecto es Library Genesis, con gran apoyo de personas de habla rusa, por lo que la mayoría del funcionamiento público del sitio (no así el material disponible) se lleva en ruso y algunas cosas en inglés (lamentablemente es casi nulo el español). Pero aparte de los artículos científicos, el proyecto se encarga de expropiar más de un millón de libros científicos, revistas (a través de magzdb.org) y normas técnicas (que por algún motivo no dilucidado por mí, están la mayoría en alemán). He seguido por años esta página y a cada publicación de libro (esos que salen en Amazon y cuestan la mitad de un salario mínimo en muchos países latinoamericanos) responden con un par de semanas de retraso con un archivo PDF, ePub o mobi, según sea el caso, para deleite de quien los lee. El caso de los artículos científicos es distinto y su disponibilidad dependerá de varios factores, pero si no encuentras el artículo que estás buscando siempre hay una vía alternativa (que explicaremos más adelante).

Otros tantos sitios como booksmedicos.org o Uz-Translations se encargan de difundir el conocimiento con temas en particular (medicina en español y aprendizaje de idiomas, respectivamente). De este tipo de sitios existen muchos, e incluso usuarias(os) como tú, que añadirán documentos a sitios como scribd (que por cierto, mala elección, al tener que registrarse para obtener un pdf, si es que es posible). Sitios de torrent como Kickass Torrents tienen una categoría para buscar libros y muchísimos usuarios que aportan a ella. Siguiendo con los libros, en sitios como ebookee.org o avaxhome.ws también existen personas publicando enorme cantidad de libros. Y así... los ejemplos son interminables, porque incluso hasta por IRC existen canales desde hace mucho tiempo donde las personas (a través de herramientas automáticas) comparten libros.

Activismo digital: el acceso al conocimiento es un derecho

Muchas veces he escuchado: "¿Para qué necesitas tanto material? ¡¿Lo vas a leer todo?!". El asunto real es que necesitamos obtener acceso "inmediato" (es decir, no más burocrático que descargar un archivo) a la publicación que requiramos. Esto no es provisto por las editoriales que ganan grandes cantidades de dinero (puesto que la inmediatez y el alto costo de las publicaciones incluso deja en jaque a universidades estadounidenses que han decidido no seguir pagando a algunas editoriales), sino por iniciativas sin mucho dinero. ¿Qué nos queda entonces para obtener acceso? La guerrilla a gran nivel como la hecha por los sitios mencionados que difunden gran cantidad de material disponible según se requiera. Por tanto, la gran cantidad de datos almacenadas por tales o cuales sitios o personas, que mencionamos arriba haciendo alusión a la liberación del conocimiento, no es una estupidez, sino una necesidad, debido a que internet debe servir como un acelerador de la obtención del material que necesitemos que forme parte del conocimiento universal, y no una traba como había sido hasta antes de la aparición de estas iniciativas masivas (que en el caso de los artículos científicos, se remonta hace uno o dos años en el caso de Library Genesis).

Un caso que merece toda nuestra atención es que distintas personas involucradas en iniciativas de todo el mundo han logrado tal nivel que es posible entrar por proxy (o herramientas computacionales que no vienen al caso) a sitios de editoriales y poder expropiar tu misma(o) material sin más que hacer unos clicks. ¿Pero... cómo es esto? Sci-hub.org "emula" estar conectado a través de una universidad al poner una búsqueda de un artículo científico a través de criterios de búsqueda como título, URL o DOI (a veces hay que intentarlo varias veces con el botón de "actualizar" que sale a la derecha). El resultado es la misma página que normalmente se puede visitar con un resumen del artículo en cuestión y un sendo botón de "comprar por 35 dólares más comisiones bancarias si es que tienes acceso a una tarjeta de crédito" cambiado por "Descargar" (e incluso a veces sin esa parafernalia y obtienes directamente el PDF). El resultado es espectacular. Haciendo un símil con la música, es como poder meterte a la página de Kiss (los reyes del marketing musical) y bajar de ahí mismo sus canciones.

La lucha por el acceso al conocimiento se está llevando a cabo actualmente en diversos proyectos y personas que actúan de forma dispersa y distribuida en Internet. El ideal es que cada vez se sumen más personas.

Si eso no resulta, siempre el foro de Library Genesis está abierto a peticiones de artículos que no estén en la base de datos y también la comunidad de reddit otorga acceso. En este caso (que solo deberías recurrir si es que las alternativas anteriores no te han resultado) algunas personas de la élite académica optan por otorgar acceso a quienes no lo tienen, pudiendo nuevamente "expropiar" a baja escala el conocimiento. Lo interesante de esto, es que es recomendado que los artículos queden en la base de datos de Library Genesis, aunque muchas veces no es así. Es tal el alto nivel que ha logrado Library Genesis que en la misma comunidad de reddit piden que por favor antes de pedirle material a ellos, busquen en Library Genesis y que cuando se descargue material, lo suban directamente a Library Genesis para que quede de acceso para todos de forma ordenada (por lo general, los enlaces publicados que no son puestos en Library Genesis, son enviados pública o privadamente a través de enlaces de descarga pública).

De acciones asiladas a la masificación del activismo por la liberación del conocimiento

"Ok, pero todo finalmente radica en un par de páginas web y no sale de ahí". Esto es relativamente cierto. La implementación actual es así en parte, pero para los libros de Library Genesis existen varios sitios espejos (como bookfi.org o bookzz.org) que rotan entre cuatro y seis, según he visto en un par de años de uso. Todos los materiales se distribuyen mediante torrents para paquetes grandes de archivos con sus respectivas bases de datos (que solo la de artículos científicos ya es de más de 10 GB descomprimida). Por lo tanto, si bien es cierto que para algunas cosas solo existe una alternativa, no es descabellado pensar que existen personas en otras partes del mundo realizando sus copias y pudiendo lanzar alguna vez lo mismo si es que muere este proyecto. Recordemos que library.nu fue solo el comienzo. Todos estos casos presentados son prueba fiel de que la lucha por el acceso abierto se está llevando a cabo. Una sola persona en su círculo de personas conocidas puede estar haciéndolo, pero la clave es masificar tanto el mensaje como los documentos, llegando a la mayor cantidad de personas posible.

Al igual que como cuando pasó con la pérdida de la más grande colección digital gratuita como fue library.nu a través de ataques corporativos/gubernamentales, esto es solo el comienzo. Pero para que tenga realmente éxito, tenemos que todos protestar frente a la injusticia encarnizada en editoriales, universidades y gobiernos que amparan estas prácticas. Al contrario de una protesta pasiva convencional, esta tiene que ser activa, haciéndote partícipe de la liberación y expropiación del conocimiento universal.