El TPP no debe ser ratificado

El TPP no debe ser ratificado

Martes 9 Feb 2016

Mientras las negociaciones del TPP eran secretas nos decían que no teníamos de qué preocuparnos, que ya nos mostrarían el TPP y tendríamos tiempo para discutir y conversar ampliamente una vez que las negociaciones concluyeran. Pues no fue así. Poco después de que se publicara el tratado, éste fue firmado por 12 países en Nueva Zelanda, con la intención de dejar poco o nada de espacio para que la sociedad civil pudiese dar su opinión.

Como hemos escrito anteriormente, el TPP tiene poco que ver con libre comercio. En cambio, el tratado dice mucho sobre nuevas normativas de "propiedad intelectual" para aumentar las ganancias de los intermediarios culturales, disminuyendo los derechos de las personas. Estas normativas incluyen aumento retroactivo del plazo de exclusividad del copyright, más vigilancia de las empresas de Internet sobre el contenido que publican los usuarios, y menos protección sobre datos privados de las personas.

Los beneficios económicos del TPP no han sido establecidos claramente tampoco, con informes contradictorios que hablan de pérdidas o de beneficios mínimos, en comparación con los costos en términos de pérdida de soberanía. La Electronic Frontier Foundation lo resume así:

Hay desacuerdo sobre los impactos de los contenidos sustantivos del acuerdo, pero una cosa es segura. Las negociaciones del TPP se llevaron a cabo a puerta cerrada con fuerte influencia de un subconjunto limitado de las partes interesadas. Esto significó que miembros del público en general, incluidas pequeñas empresas y otros sectores menos representados, fueron excluidos en gran medida. Dado este hecho, es poco convincente que el TPP pueda reflejar verdaderamente las preocupaciones de los diversos actores en la economía, muchos de los cuales no son políticamente influyentes, pero son los que efectivamente impulsarán la innovación y la creación en las décadas que vendrán.

Que el tratado esté ahora firmado era esperable, y no significa que la sociedad civil haya sido derrotada. Al contrario, ahora que el tratado debe ser ratificado en los respectivos parlamentos es que los ciudadanos tienen (en teoría) la posibilidad de influir sobre el resultado a través de sus represenantes. Lo primero es informarse:

Foto de ChaTo Carlos Castillo @ChaToX PhD en Ciencias de la Computación, investigador en minería de datos y computación social, particularmente en medios sociales durante crisis humanitarias. http://www.chato.cl/