Resistencia 2.0

Jueves 1 Mayo 2008 Marco Zúñiga Palabras

Ernesto Sábato es un autor fascinante, con una contundente experiencia de vida. Muchos leímos en nuestra adolescencia "El Túnel". Y posteriormente, ya con más rodaje existencial, "Sobre Héroes y Tumbas".

Sábato remueve internamente. Y más me removió al investigar para este artículo, al saber que siendo un PhD en Física con una brillante carrera, decide en 1943 renunciar a la ciencia y la academia, para volcarse por completo a la literatura y el arte.

Hace un par de años, terminando una sesión de librería y al pasar por la caja, vi una pequeña obra que me llamó la atención y que metí como "intruso de última hora" en el paquete de compra: "La Resistencia".

El pequeño libro quedó por ahí olvidado, escondido entre otros libros más urgentes y que opacaban ese humilde intruso. Hace un par de meses, lo reencontré. Tomarlo me quemó las manos y me chamuscó algunas neuronas, porque Sábato vuelve a doler en esa obra. Y me ha generado una molestia en el alma.

Missing parameter(s) for this template: node_body

El edificio WTC7: ¿Una nueva conspiración?

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de visitar el museo de historia natural de Albany, en el Estado de Nueva York. Es un museo bastante grande, con varias secciones dedicadas a distintos temas itinerantes. En una de las alas del museo tenían una sección permanente, dedicada al ataque de las torres gemelas el 11 de septiembre, con lo que parece ser una de las colecciones más grandes que existen en este momento en Estados Unidos sobre el tema. Es bastante impresionante ver vigas de metal dobladas completamente por la acción del fuego, la pieza central del motor de uno de los aviones que se estrellaron contra una de las torres, etc. Sin embargo, lo más impresionante fue que al volver a la casa, encontré entre mis cosas no sé cómo (juro que no sé cómo) un folleto intitulado: "Why you should demand a new 9/11 investigation" ("porqué deberías exigir una nueva investigación sobre 9/11").

Algunas de las preguntas que se pueden leer en el folleto:

  • El edificio WTC7, un rascacielos de 47 pisos, fue el tercer edificio en colapsar ese día. ¿Porqué no fue investigado por la comisión 9/11?
  • ¿Es coincidencia que se estuviera realizando una simulación militar de aviones secuestrados estrellándose en edificios la mañana del 9/11?
  • ¿Porqué el 'data recorder' del vuelo 77 muestra una ruta de vuelo distinta a la difundida por la comisión 9/11?
  • ¡BBC y CNN comenzaron a reportar que el edificio WTC7 había colapsado casi media hora antes de que sucediera! ¿Cómo lo sabían y quién les dijo?
  • La cabeza de la inteligencia Pakistaní transfirió US$100.000 a Mohammed Atta pero esto no fue investigado. ¿Porqué?
  • ¿Porqué los más de 80 videos de fuera del pentágono nunca han sido difundidos?

Getting Real: menos software es mejor software

Hace unas semanas leí "Getting Real", un libro publicado por la gente de 37signals (los de Ruby on Rails, Basecamp y otros) que debería ser lectura recomendada para computines / informáticos en general y en particular, para gente que esté cursando el ramo de Ingeniería de Software, es como una epifanía. También aplica perfectamente si trabajas en empresas donde el proceso de desarrollo de software es complejo (por no decir parturiento).

Interfaces en Minority Report: ¿2D ó 3D?

Escribiendo el artículo sobre bloopers de usabilidad, me encontré con las interfaces multitáctiles y multiusuario, inspiradas por (o que inspiraron) las interfaces de Minority Report. Así que preferí dedicar un post completo al tema.

En Minority Report, una de mis películas favoritas por las interfaces, el personaje de Tom Cruise obtiene información del sistema de predicción de crímenes a través de una interfaz en 3D que usa levantando y moviendo los brazos y manos, como lo haría un director de orquesta. Muchas veces me he puesto a pensar en cómo sería diseñar una interfaz de este tipo, y en lo espectacular que sería. El argumento de Jakob Nielsen, gurú de la usabilidad, es que después de un rato de usar una interfaz de ese tipo, uno queda bastante cansado de tener los brazos levantados todo el tiempo.