Desobediencia civil y desobediencia intelectual


Este programa forma parte del podcast Cultura Libre.

Desobediencia civil y desobediencia intelectual

Miércoles 14 Nov 2012

¿Debemos obedecer leyes que son claramente injustas? La pregunta no es nueva, y nunca ha sido fácil de responder.

Vídeo: co-producción de Creativos Conecta2 y Manzana Mecánica.

Versión en vídeo

Música:

Desobediencia intelectual

En su ensayo "Desobediencia Civil" de 1849, el filósofo norteamericano Henry Thoreau sienta las bases para un concepto clave en la lucha por los derechos humanos en el siglo XX.

Thoreau considera que los gobiernos hacen más daño que bien, y que la democracia no es una cura para ésto. Una mayoría, por el sólo hecho de ser mayoría, no es ni más sabia ni más justa. Por lo tanto, Thoreau exhorta a la gente a no esperar pasivamente por una oportunidad para votar por algo justo, porque votar por algo justo es tan poco efectivo como simplemente desear justicia. Lo que se necesita es que cada uno sea justo: que cada individuo no cometa injusticias, ni le preste su apoyo a quienes lo hagan.

[HENRY THOREAU] Existen leyes injustas: ¿debemos estar contentos de cumplirlas, trabajar para enmendarlas, y obedecerlas hasta cuando lo hayamos logrado, o debemos incumplirlas desde el principio? Las personas, bajo un gobierno como el actual, creen por lo general que deben esperar hasta haber convencido a la mayoría para cambiarlas. Creen que si oponen resistencia, el remedio sería peor que la enfermedad. Pero es culpa del gobierno que el remedio sea peor que la enfermedad. Es él quien lo hace peor. ¿ Por qué no es más apto para prever y hacer una reforma? ¿Por qué no valora a su minoría sabia? ¿Por qué grita y se resiste antes de ser herido? ¿Por qué no estimula a sus ciudadanos a que analicen sus faltas y lo hagan mejor de lo que él lo haría con ellos?

El concepto de desobediencia civil sería puesto en la práctica por activistas como Martin Luther King y Gandhi. Mientras Thoreau en la práctica sólo aplicó sus ideas contra la esclavitud y una serie de impuestos que consideraba injustos, Marin Luther King, Gandhi, y otros lo aplicarían a multitud de contextos. Gandhi lo relacionó con su propio concepto de Satyagraha, o la insistencia práctica en la verdad. El resultado fue la independencia de India, una revolución independentista no-violenta a gran escala que es absolutamente única en la historia de la humanidad.

* * *

En capítulos anteriores hemos visto los excesos a los que está llegando la idea de la propiedad intelectual. Hace tiempo que dejó de ser una forma de promover el arte y la ciencia, y se ha convertirdo en una oportunidad para que los gobiernos entreguen a mansalva extensivos monopolios. Estos monopolios intelectuales afectan nuestro acceso a medicamentos, nuestro acceso a nuestro patrimonio cultural, nuestro derecho a la libertad de expresión. Además, van en detrimento tanto del avance de la innovación y de la economía global como de nuestros propios derechos como ciudadanos.

En este contexto, la artista Nina Paley habla de lo que para ella significa la "desobediencia intelectual":

[NINA PALEY] La desobediencia intelectual es desobediencia civil más lo que se llama propiedad intelectual. Tal como la gente en el pasado concientemente ha violado ciertas leyes para no coludirse con aquellas que consideran equivocadas, y también para llamar la atención sobre los problemas de dichas leyes, yo también planeo hacer lo mismo con el copyright en el futuro.

¿Por qué Nina invita a esta desobediencia? ¿Qué tiene de malo el copyright para los artistas? En la última década, una serie de dictámenes judiciales y cambios legales el espacio de maniobra para cineastas y animadores como Nina se ha reducido notablemente. No existen criterios de mínimos para la reproducción incidental de una obra protegida por copyright, en muchos países no se considera la diferencia entre hacer un vídeo amateur sin ánimo de lucro y grabar una gran producción de cine, y cada infracción por pequeña que sea puede llevar una multa astronómica. La abogado Simona Levi explica la situación en España:

[SIMONA LEVI] Actualmente la ley de propiedad intelectual sólo permite citar, o sea mencionar el fragmento de otra cosa, por fines docentes y de investigación. O sea, todos los libros que tenemos en casa que cuando uno abre la primera página pone una cita de Thomas Mann o de quien sea, en teoría todo esto es ilegal. Entonces, imaginemos un mundo en que no podemos citar, no podemos repetir una cosa que ha sido dicha en televisión [...]

Si suena un teléfono móvil, no puedo hacer el tune de nokia, porque este tune tiene copyright, no puedo coger la imágen de una calle con sus pancartas, porque estas pancartas tienen copyright gráfico. Es decir, no podríamos hablar de la propia realidad. No podríamos contar nuestra propia vida. Deberíamos continuamente pagar para contarla, y obviamente, como no todos podemos pagar, que sólo la industria contara la vida que estamos viviendo.

En estas circunstancias Nina Paley se declara abiertamente en desobediencia intelectual:

[NINA PALEY] Y sólo puedo decir, bien, tengo que hacer esto, tengo que hacer esta remezcla, tengo que hacer este trabajo transformativo. Sé que estoy infringiendo el copyright, y no pido disculpas por ello. Es importante para mí como artista hacer arte, y el nivel de auto-censura requerido por la ley es demasiado grande. Para, según creo, tener integridad como ser humano y como artista, ha llegado a esto. Me imagino que voy a violar conscientemente la ley, porque no hay ninguna manera de cumplir con la ley y seguir siendo un ser humano libre.

En España otros se han declarado en desobediencia intelectual. Cuando se promulgó la Ley Sinde, el artista Eme Navarro junto al colectivo Hacktivistas, organizaron una campaña masiva de auto-inculpación:

[EME NAVARRO] La idea era cuando entrase en vigor la Ley Sinde presentar toda una serie de denuncias de webs que contenían enlaces a obras protegidas. Cualquier persona que tuviese un blog o una página web podría meter un enlace a nuestra canción para auto-inculparse como web infractor del copyright. En esa página web, con todos los enlaces se ha creado un listado y con eso yo he formalizado la denuncia, una por una. Yo no sé si la comisión ha pensado que solamente esto era para que la industria demandar a cuatro o cinco páginas web y con eso se acababa todo, como series yonkis o algo así, y no ha previsto que miles de personas que están creando, que están poniendo sus obras en la red, puedan utilizar este recurso administrativo con lo cual puede colapsar la red.

* * *

En el caso de las patentes existe una situación paralela a la de la desobediencia civil en el caso del derecho de autor. Si las patentes son un mecanismo que persigue un fin económico (el progreso de la ciencia y la tecnología), entonces una orden judicial sobre un asunto de patentes no debería tener nunca un efecto económicamente negativo sobre la sociedad en su conjunto.

En otras palabras, las medidas cautelares que, por ejemplo, prohíben vender una cierta marca de un dispositivo (como ha sucedido con algunas marcas de tablet o teléfonos móviles), o prohíben la fabricación de un medicamento, jamás deberían usarse, como argumenta el profesor de derecho Daniel Ravicher, quien responde así a los excépticos de lo que él denomina "infracción eficiente" dentro del sistema de patentes:

[DANIEL RAVICHER] Dicho esto, la respuesta inmediata es 'si tengo una patente sobre un fármaco, o sobre un programa computacional, no puedo dejar que otra gente la infrinja a voluntad, o de otra forma jamás invertiré. Mi respuesta es: no necesitas una medida cautelar como una cuestión de derecho. Todo lo que necesitas es un proceso justo de deliberación que determine la cuantía justa de royalties. Y si una empresa de la competencia, uno de tus rivales, puede entrar al mercado, pagarte a tí un atractivo royalty, y aún así tener beneficios, entonces deberíamos alentar a esa empresa a que entre y compita contigo. Pero si la cantidad de royalties que se te adeuda por tu innovación es más que lo que el competidor puede ganar en el mercado, tendrás una medida cautelar de facto, porque ningún actor racional entrará en tu mercado. Esto es lo que llamo una infracción eficiente ...

* * *

Al márgen de lo que hagan los artistas e inventores, los ciudadanos descargamos música y películas en todo el mundo, y recurrimos a "copias no autorizadas" aún más en los países en que no existe una alternativa legal a un precio razonable. Por lo mismo, en general lo consideramos como una infracción menor, no como un pecado capital, como muestra el estudio del 2011 editado por Joe Karaganis del SSRC en Nueva York:

[JOE KARAGANIS] No hay mucho apoyo para las penas. Sólo una pequeña mayoría de estadounidenses apoya que exista alguna pena para una infracción de copyright, y existe un apoyo mínimo para penas fuertes como la desconexión de Internet. Y cuando le preguntas cuál debería ser una multa apropiada al 51% de personas que considera que debería haber una multa, las respuestas son bajas. Un 75% pone la cifra por debajo de los 100 dólares. La sanción legal en Estados Unidos llega a 150.000 dólares por infracción. Nuestra conclusión es que la gente no ve compartir archivos como una ofensa seria, y no vemos ninguna evidencia de que los esfuerzos educacionales vayan a cambiar eso.

Dado que estas leyes maximalistas en materia de copyright están tan alejadas de la realidad y por lo mismo nadie las respeta, la única forma en que el lobby de la propiedad intelectual puede mantenerlas viva es mediante la creación de un sistema legal paralelo, tal como sucede con la Ley Sinde en España, la Ley Hadopi en Francia, y las propuestas del difunto ACTA y del muy vivo Acuerdo Trans-pacífico TPP. Joe Karaganis explica por qué vemos tan seguido en televisión grandes operaciones "anti-piratería" mientras que en la realidad nada cambia.

[JOE KARAGANIS] Hay una explicación muy simple para esta discrepancia. Es más barato comprar policías que abogados. Las redadas son baratas, pero el debido proceso es caro y lento. No se puede aplicar a gran escala. No en Brasil, no en China, y no en los Estados Unidos. De manera que los beneficios de perseguir a la piratería pequeña, entre los que comparten archivos o los que venden DVDs en la calle, son muy pequeños. Así que tienes situaciones en que los propios casos que pasan por los tribunales, terminan siendo de castigo como forma de espectáculo, con sentencias de prisión que duran años, con multas de millones de dólares, con la esperanza de que estos pocos casos tendrán un efecto disuasor sobre otros.

Creo que todo el mundo que está involucrado en este proceso aprecia ahora lo inútil de este método. Las nuevas medidas están intentando hacer algo diferente. Se tratan de limitar el debido proceso. Quitar las cosas que cuestan mucho dinero en los procesos contra los que comparten archivos especialmente. Quitar las audiencias en frente a un juez, con altos estándares para convicción, y quitar las apelaciones potencialmente largas. La única forma de aumentar la escala de la ejecución de la ley es quitarla de las cortes. Dejarla en manos de una función administrativa, y de ser posible, de un procedimiento automático.

* * *

Hace más de 10 años la profesora de derecho Jessica Litman cerraba su visionario libro "Digital Copyright" indicando que mientras más ilegítima le parezca a la gente una ley, menos gente la obedecerá, y que una ley que la gente no obedece no sirve de nada a los intereses que la han creado. En otras palabras, finalmente el lobby de la propiedad intelectual deberá elegir entre presionar para obtener leyes razonables que sí se apliquen o conseguir leyes irracionales que no se apliquen, como resume Nina:

[NINA PALEY] En diez años las leyes van a ser peores, y van a ser menos relevantes. Ya la diferencia entre la ley y el comportamiento de las personas es como si se tratase de planetas diferentes. Yo no tengo esperanzas de que cambien las leyes. Un montón de gente las tiene. Quizás tendremos una reforma significativa del copyright. Yo lo dudo. No creo que importe. Creo que las herramientas están disponibles para que la gente cree y comparta cultura y que eso es lo que harán. Lo seguirán haciendo ilegalmente y llegado un cierto punto será más de lo que el sistema puede manejar. Yo diría que si las estructuras de poder que existen ahora quieren continuar existiendo, tendrán que ser reformadas, porque no son sostenibles. Las leyes de copyright como están ahora, están completamente desconectadas del comportamiento humano.

Programas del Podcast

Estado policial: la promesa vacía de un mundo sin crimen
4 Noviembre 2013
Editoriales y otras mafias
12 Abril 2013
Los gobiernos jamás dejarán de querer controlar Internet
16 Enero 2013
Desobediencia civil y desobediencia intelectual
14 Noviembre 2012
La globalización de la propiedad intelectual
31 Octubre 2012
Internet no será otra televisión
18 Octubre 2012
Propiedad intelectual y democracia: el impacto de estas leyes en tu vida
12 Octubre 2012
La guerra moral y la ética de la piratería
27 Septiembre 2012
Periodismo ciudadano
6 Diciembre 2011
El derecho a criticar y parodiar
23 Noviembre 2011
La libertad de expresión y la "propiedad intelectual" no son compatibles
26 Octubre 2011
Excepciones al copyright: los usos justos
11 Octubre 2011
Restricciones y barreras digitales
6 Octubre 2011
Biopiratería, una nueva colonización
22 Septiembre 2011
Universidades públicas y cultura libre
8 Septiembre 2011
Democratizar la innovación
1 Septiembre 2011
Creatividad y negocios sin copyright
11 Agosto 2011
Copia, la diosa de la abundancia
5 Agosto 2011
Libertad y software libre
27 Julio 2011
Razones para usar software libre
20 Julio 2011

Páginas

Foto de ChaTo Carlos Castillo @ChaToX PhD en Ciencias de la Computación, investigador en minería de datos y computación social, particularmente en medios sociales durante crisis humanitarias. http://www.chato.cl/