Internet no será otra televisión


Este programa forma parte del podcast Cultura Libre.

Internet no será otra televisión

Jueves 18 Oct 2012

Un servicio de cable glorificado, en que la información está compartimentalizada, regulada, y fluye en una sóla dirección. Esta es la visión que todavía tienen algunos sobre cómo debería ser Internet.

Simona Levi de La X, el Free Culture Forum y otras entidades llevan años diciendolo de todas las formas posibles: Internet NO será otra TV. Este programa explica cuáles son las visiones en conflicto.

Música:

Internet no será otra televisión

El año pasado fue para el cine un año de secuelas. Aproximadamente uno de cada cinco estrenos de Hollywood fue una secuela o precuela, desde la segunda película de pirañas en 3D (titulada: "Pirañas Tres De-De"), pasando por la tercera película de los Transformers, la tercera película de Alvin y las ardillas, la cuarta Misión Imposible, la cuarta Piratas del Caribe, la cuarta Crepúsculo, la quinta Destino Final y la séptima película de los Muppets. El año 2012 ha seguido la misma tendencia, con secuelas y remakes de Batman, los Mercenarios, Men in Black y por supuesto, más Crepúsculos, entre muchos otros.

En la industria del cine, y en la industria del entretenimiento en general, nadie quiere arriesgarse a nada, y la industria se está ahogando a sí misma en un mar de películas que repiten viejas fórmulas y que nos hacen decir, cuando salimos del cine, "bueno, por suerte no era tan mala como yo esperaba". La industria discográfica igualmente produce mucha música que simplemente repite un patrón de éxito comercial, música que terminamos escuchando por costumbre y que a los pocos días, simplemente, nos indigesta.

Esto ha ocurrido al menos durante los últimos 30 años, pero no siempre fue así. Frank Zappa lo explicaba en una entrevista a mediados de los 1980s.

[FRANK ZAPPA] Una cosa que sí ocurrió durante los años sesenta fue que algo de la música de naturaleza inusual o experimental sí fue grabada y sí fue publicada. Ahora fíjate quiénes eran los ejecutivos que se encontraban en las empresas en esos momentos. No eran tipos jóvenes y en onda. Eran tipos viejos con cigarros que vieron el producto y dijeron: "No sé. ¿Quién sabe lo que es? Grabémosla. Vendámosla. Si se vende, bien."

Estábamos mejor con estos tipos que con los ejecutivos supuestamente "en onda" que tenemos ahora, y que toman las decisiones de lo que la gente debe ver y oír en el mercado. Los chicos jóvenes son más conservadores y más peligrosos para esta forma de arte que lo que jamás lo fueron los tipos viejos con sus cigarros ...

Dicen, 'Bueno, no nos podemos arriesgar en esto porque eso no es lo que los chicos realmente quieren y yo lo SÉ." Y tienen esa actitud. Y el día que te deshagas de esa actitud y vuelvas a "¿Quién sabe. ¡Arriesguémonos!" Que el espíritu empresarial en que incluso si no te gusta o no entiendes de que se trata un disco que toca a tu puerta, la persona que asume la presidencia ejecutiva no puede ser el árbitro final del gusto de toda la población.

Algo central del discurso de Frank Zappa es la humildad con que podemos aproximarnos a una creación cultural nueva: "incluso si no te gusta o no entiendes de qué se trata". Lo nuevo es arriesgado, lo nuevo no siempre resulta bien. Si no puedes asumir riesgos, entonces no puedes estar a cargo de decidir qué cultura vemos y qué no.

* * *

El renombrado escritor Theodore Sturgeon, exasperado con las críticas contra la ciencia ficción que se escribía en su época, respondió una vez "el 90% de cualquier cosa es basura". La industria del entretenimiento siempre lo ha sabido. Hasta el año 1962 en EEUU los cines eran obligados por los estudios a comprar las películas de dos en dos: cada vez que querían mostrar un buen estreno, tenían que también mostrar una película menos exitosa o de menor calidad. Tuvo que intervenir la Corte Suprema para terminar con esta práctica.

Lo mismo sucede con la mayoría de los discos que producen las discográficas: 1 o 2 canciones son buenas y el resto es simplemente relleno.

En estas circunstancias, la creación descentralizada es la única forma de diluir el riesgo que representa que una gran mayoría de las creaciones culturales simplemente no resultan bien, y eso es precisamente lo que está sucediendo ahora, como explica el profesor de derecho en Harvard, Yochai Benkler.

[YOCHAI BENKLER] El cambio central que Internet ha creado es la descentralización radical de los medios básicos de producción de información, conocimiento y cultura. [...] Por una parte, hay empresas cuyo modelo de negocios por cien años ha sido construído sobre la base de ser capaces de comprar una gran prensa mecánica que luego puedes distribuir usando camiones, para los periódicos, una gran estación de radio, una gran estación de televisión, de satélite, algo que era muy concentrado, y luego controlas las copias de ello y vendes acceso. Ése es el viejo modelo, el modelo del siglo XX. Lo llamamos información, pero en realidad es un modelo industrial. Y por otra parte, tenemos el modelo de la era de la información.

Solía ser el caso de que la única forma de sacar al público un producto cultural era asociándose con la industria del entretenimiento, con su estrategia de mucho control y poco riesgo. Pero bajo un modelo de creación descentralizado las cosas son diferentes.

[YOCHAI BENKLER] Ahora no necesitas eso. Un artista puede subir un sitio web con software que tiene en su computador y crear una bella canción. Puede darla a sus usuarios que pueden crear mash-ups y conectarse con el artista, y habrá usuarios que quieran pagar por ello, y a los que les encantará la música. ¿Dónde deja ésto a la viejas empresas? Las viejas empresas están tratando de retrasar el desarrollo, intentan regular el software y la encriptación, intentan regular a los proveedores de servicio.

El gran enemigo de la industria del entretenimiento es la gente que crea cultura sin pasar por ellos. Son los millones de ciudadanos comunes y corrientes que pueden crear una variedad mucho más grande de contenidos sin la restricción de la viabilidad comercial. La industria del entretenimiento sabe perfectamente que una buena parte del tiempo que la gente mira por ejemplo, vídeos caseros, es tiempo que no pasa mirando super producciones. Por lo mismo, siempre anda en busca de excusas para acabar con la creación independiente. El activista y escritor Cory Doctorow lo explica así:

[CORY DOCTOROW] Podemos imaginarnos un sistema de copyright, de hecho tenemos aparentemente un sistema de copyright que o bien permite a 5 estudios de Hollywood producir alrededor de 40 horas de películas al año, o permite a cientos de millones de personas hacer 29 horas de vídeo por minuto, qué es el caso de Youtube. Los estudios han dicho que Youtube, dado que no puede revisar esas 29 horas por minutos y evitar que algunos productos de los estudios se muestren por Youtube, debería básicamente dejar de existir, debería ser sacrificado, no debería estar allí para nada si no puede proteger el copyright de los estudios.

Pero cuando lo planteas como: ¿queremos 30 horas de vídeo de 5 fuentes, o 30 horas de vídeo por minuto de cientos de millones de fuentes? entonces no hay ni que pensarlo. Si queremos promover la cultura, es decir, todas las cosas que hacemos entre nosotros que nos hacen quiénes somos, entonces deberíamos realmente promover este lado, las 30 horas por minuto. Y yo tiendo a creer que probablemente ambos pueden coexistir. Creo que los estudios pueden encontrar la forma de hacer películas que tengan éxito incluso cuando sean compartidas, y si no pueden alguien vendrá y encontrará la forma de hacerlo. Hay bastante video producido en Youtube que tiene éxito incluso cuando es compartido, incluso vídeo producido por entidades comerciales. Pero incluso si nos perdemos los grandes estrenos del verano, que así sea, yo cambiaría algunos de ellos por 30 horas de vídeo por minuto.

Sí me gusta sentarme en una cueva con miles de otras personas viendo a Bruce Willis vencer a un avión de combate a mano limpia, pero no tanto como para querer terminar con todo el vídeo amateur que existe en Internet.

* * *

Finalmente, Internet es visto por las grandes empresas de entretenimiento como un enemigo no sólo porque los creadores independientes pueden crear gran cantidad de material innovador y atractivo que compite con su negocio. Internet es visto como un enemigo también porque no estaba en sus planes que la red permitiese la creación descentralizada.

Cuando en los años 1980s se hablaba de la "autopista de la información", en el imaginario de los políticos de la época, Internet sería como la televisión por cable, pero con miles de canales en lugar de cientos. Y por absurda que nos parezca la idea, todavía el poder político, industrial, comercial, quiere que Internet sea lo más parecido posible a una televisión por cable. La abogado y activista Simona Levi lo explica así:

[SIMONA LEVI] Porque Internet no tiene que ser otra televisión, que es el objetivo final de[l Ministerio de] Industria, y no sólo de Industria, de muchos otros poderes fácticos. Evidentemente Internet se les ha escapado de las manos. Una herramienta en que todo el mundo puede hacer su economía, todo el mundo puede hacer su cultura, todo el mundo puede intercambiar, y todo el mundo puede tener su opinión. Todo el mundo puede, a pesar de una noticia equivocada como era el pasado 13M en este país, puede tener acceso a otro tipo de información. Ser una sociedad civil formada y que no va como rebaño a dónde se le dice ir. Obviamente esto se les ha escapado de las manos.

Todos estos intentos, que sean por razones económicas, que sean por razones políticas, la intención es hacer de Internet una televisión. Entonces, cuando se nos dice 'Os vamos a dar acceso gratuito', no tenemos que alegrarnos. Tenemos que decir, 'cuidado, qué quieren decir con ésto'. Si nos dan acceso gratuito a Internet quiere decir que nos van a dar una banda anchita pequeñita pequeñita gratuita con la que podremos intercambiarnos unos pocos mails, y navegar en Google. Pero luego, el acceso a todos los otros protocolos, los tendremos que pagar, exactamente como estamos haciendo ahora con la televisión por satélite. Esto impide, no sólo que yo pueda acceder a toda la información y pueda tener una visión democrática y abierta, sino también poner mi propia información. La intención es que el ciudadano acabe, para anunciarse, ya no pueda hacer su web, sino que tenga que pedir un espacio publicitario a una multinacional que son las que venderán estos paquetes. Ahí la opinión pública, por una vez, está siendo capaz de ver cuál es la libertad que se esta jugando, y está siendo capaz de reaccionar a tiempo.

Programas del Podcast

Estado policial: la promesa vacía de un mundo sin crimen
4 Noviembre 2013
Editoriales y otras mafias
12 Abril 2013
Los gobiernos jamás dejarán de querer controlar Internet
16 Enero 2013
Desobediencia civil y desobediencia intelectual
14 Noviembre 2012
La globalización de la propiedad intelectual
31 Octubre 2012
Internet no será otra televisión
18 Octubre 2012
Propiedad intelectual y democracia: el impacto de estas leyes en tu vida
12 Octubre 2012
La guerra moral y la ética de la piratería
27 Septiembre 2012
Periodismo ciudadano
6 Diciembre 2011
El derecho a criticar y parodiar
23 Noviembre 2011
La libertad de expresión y la "propiedad intelectual" no son compatibles
26 Octubre 2011
Excepciones al copyright: los usos justos
11 Octubre 2011
Restricciones y barreras digitales
6 Octubre 2011
Biopiratería, una nueva colonización
22 Septiembre 2011
Universidades públicas y cultura libre
8 Septiembre 2011
Democratizar la innovación
1 Septiembre 2011
Creatividad y negocios sin copyright
11 Agosto 2011
Copia, la diosa de la abundancia
5 Agosto 2011
Libertad y software libre
27 Julio 2011
Razones para usar software libre
20 Julio 2011

Páginas

Foto de ChaTo Carlos Castillo @ChaToX PhD en Ciencias de la Computación, investigador en minería de datos y computación social, particularmente en medios sociales durante crisis humanitarias. http://www.chato.cl/